Bromas en Twitter sobre su estado de gestación

Los 4 motivos por los que el embarazo de Mila Kunis parece eterno

¿Y tú qué opinas?

Mila Kunis

26 de septiembre de 2014, 10:22

Mila Kunis (31) está embarazadísima. Puede parecer redundante, incluso exagerado, pero lo cierto es que cada vez que vemos una de sus fotos nos quedamos embobados pensando 'pero esta mujer, ¿cuándo parirá?'. Porque parece que su embarazo es eterno. Y que su barriga, enorme y redonda, como si estuviera a punto de explotar, siempre estuvo allí.

 

Incluso el bloguero Perez Hilton ha hablado de "un bombo al límite". "Eva Mendes estuvo embarazada dos semanas y Mila Kunis ya lleva cinco años", bromeaba un tuitero. A ver qué motivos pueden habernos llevado a todos a considerar eterno el embarazo de la actriz.

 

1. No se esconde. Suele ser raro ver a las famosos luciendo tripa hasta sus últimos días de gestación. Presumidas y esclavas de su imagen, hay celebrities que incluso esconden su tripita. No es el caso de Mila Kunis. Ha sido siempre tal cual, como se la ve en las imágenes, sin tener cuidado por que la puedan pillar con el michelín por aquí o la papada por allá. Es como cualquier mujer y no quiere mostrarse de otro modo. Por eso, su embarazo nos puede parecer eterno, porque se ha mostrado en este estado desde el principio.

 

2. Es primeriza. Las primerizas como Kunis tienen retrasos en la fecha del parto muy frecuentemente. La medicina no es una ciencia exacta y la obstetricia menos. Un ginecólogo puede señalar unas fechas aproximadas de parto pero nunca puede asegurar que eso será así a no ser que se programe una cesárea. Cuando se trata de madres que lo serán por primera vez, los partos se suelen retrasar. Parece que a Kunis le ha sucedido porque su pareja, Ashton Kuchner (36), lleva días anunciando un parto que no llega.

 

3. Sale casi cada día. La pareja, además, sale a pasear cada día como si nada. Pero los esfuerzos que debe hacer la actriz para moverse con soltura se reflejan en sus gestos y en su cara. Pocas sonrisas, algún quer otro resoplido... Pero que nadie se asuste: quienes hayan tenido a una embarazada cerca sabrán que eso es normal. Y quienes no los pean, solo tienen que fijarse con cierto deteminiento la próxima vez que vean a una mujer preñada.

 

4. Espera a la naturaleza. En tiempos de delgadeces extremas, muchas famosas programan el nacimiento de sus hijos mediante cesárea. Se llegó a decir incluso que Victoria Beckham decidió parir (por cesárea, claro) a los ocho meses de gestación en lugar de a los nueve para no seguir engordando y poder adelgazar más rápido. No es el caso de Mila Kunis, que si termina usando la cesárea será por cuestiones médicas y no estéticas.