¿Un viaje a Colombia¿? ¿Vivir en San Blas?

Los 10 trucos para ligar con Hugo Silva

¿Y tú qué opinas?

Hugo Silva

1 de agosto de 2014, 16:30

Hugo Silva dice que no es difícil de conquistar, aunque, sinceramente, no nos lo acabamos de creer. ¿De verdad podemos tener a uno de los actores más guapos del panorama actual al alcance de la mano? A lo largo de estos años, Hugo nos ha demostrado que es un hombre sencillo, divertido y accesible, pero también hemos visto que su currículum amoroso es de lo más exigente. Deben ser los gajes del oficio de ser un sex symbol, o eso queremos creer. Reunir el valor de acercarse a un hombre como Hugo Silva tampoco es tarea sencilla. Pero, de todas formas, no sufran. Si están dispuestas a conquistarle, si creen que reúnen los requisitos suficientes para convertirse en las nuevas novias perfectas, si se ven acudiendo de la mano del actor a todos los festivales de cine, aquí tienen 10 trucos infalibles que les harán el camino mucho más fácil. Y piensen que al final se encuentra un premio con el torso de Hugo Silva. ¿Vale o no vale el esfuerzo? Tomen nota.

 

1. No confundan la realidad con la ficción. Por mucho que se hayan enamorado de Hugo Silva en la ficción, no confundan persona y personaje. Por lo que más quieran, no le llamen Lucas. Seguro que el actor está encantado con todos sus papeles, sobre todo con aquellos que le han dado mayor popularidad, pero tienen que hacerle ver que lo que les interesa es su carácter, no su carrera. Eviten repasar las temporadas de 'Los hombres de Paco' antes de acudir a una cita.

 

2. Trasladen su residencia al madrileño barrio de San Blas. El actor está muy orgulloso de sus orígenes, así que si consiguen tener un punto de conexión con su infancia, tendrán menos obstáculos a su paso. Busquen un piso en el barrio de San Blas, familiarícense con el vecindario, averigüen qué tiendas había en el pasado, quiénes son los personajes más famosos del lugar y si pueden, dónde vivían los Silva. Ah, y pídanle consejo a Belén Esteban, como princesa de San Blas.

 

3. Apréndanse los nombres de sus hijos y guarden el secreto. Hugo Silva es una persona muy discreta. No le gusta hablar de su vida privada y trata de mantenerse siempre en un segundo plano. Tal es su secretismo, que no nos enteramos ni de que había sido padre de mellizos. Así que tomen buena nota y guardan como oro en paño todas las confidencias que pueda hacerles el actor. Solo así podrán conquistarle. Ah, y más vale que tengan buena relación con la madre de los niños, que eso es ya para siempre.

 

4. Nunca le digan que es guapo, ¡nunca! Que Hugo Silva es uno de los hombres más atractivos del planeta lo tenemos claro. De hecho, como para no tenerlo viendo algunos de los posados con los que nos ha deleitado a lo largo de los años. Pero como buen sex symbol, el actor evita toda referencia a su atractivo. Ni cree que sea guapo, ni le gusta demasiado que se incida sobre su físico, ya que, como ha declarado en alguna ocasión, “hay algo más detrás de este cuerpecillo”. Hagan como que Hugo es un chico normal y corriente y, en la intimidad, den gracias a la genética por ello.

 

5. Tengan sentido del humor, pero sin llegar a ser pesadas. El actor tan solo pide una característica en la mujer que intente conquistarle: tener sentido del humor. Sean divertidas, chistosas, entretenidas y afables, pero tampoco se pasen. No fuercen las situaciones, no quieran ser una nueva versión de Paz Padilla y, sobre todo, no se aprendan chistes de memoria. Terminarán haciendo el ridículo y así no se conquista a nadie. Sean naturales, ya verán como funciona.

 

6. Desháganse de todas las fotografías de Mario Casas. Por muy duro que sea, hay que elegir. Si quieren conquistar a Hugo Silva, ya no van a poder prestar atención a Mario Casas, ni a Maxi Iglesias, ni a Miguel Ángel Silvestre. Eliminen todas las fotografías que tengan guardadas en su disco duro y dejen de forrarse carpetas -¿todavía se lleva esa moda?-. Centren los esfuerzos en Hugo y verás como el destino les recompensa.

 

7. Propónganle un viaje a Colombia. El actor está deseando cruzar el Atlántico, pero no tanto por instalarse en Estados Unidos, como para visitar México y Colombia. Infórmense de las maravillas de estos dos países y propónganle un viaje. El actor es un apasionado de su cultura y trata de cambiar la imagen que proyectan al resto del mundo. ¿Se ven viviendo una temporada en Colombia? Es una pregunta que deberían hacerse si quieren ser novias de Hugo Silva.

 

8. Traten de no provocarle. Si Hugo Silva tiene un defecto, ese es su pronto. El actor es un hombre de carácter y reconoce que en muchas ocasiones su temperamento le ha metido en más de un lío. Pero nada que no se arregle con amor. Háganle feliz, cuídenle y verán como se vuelve un simpático corderito. ¡Si es que se le ve que es un buenazo! Como consigan conquistarle, se van a llevar un diamante en bruto.

 

9. Saquen la artillería pesada: pídanle que les arregle un enchufe. Antes de dedicarse al mundo de la interpretación, Hugo pasó por varios trabajos que no le gustaron. Uno de ellos fue electricista, aunque pronto aprendió que lo suyo eran los escenarios más que los enchufes. Prepárenle una cena especial para dos con velas y pónganle como excusa que tienen un problema con el tendido eléctrico. ¡Ya verán qué sorpresa!

 

10. Asuman que la humanidad también disfrutará de ese cuerpo. Cuando se empieza a salir con un hombre tan deseado como Hugo Silva, hay que asumir que las fans no van a renunciar a su ídolo. Por mucho que se conviertan en la pareja de este guapo oficial, saben que tendrán que compartirlo con toda la humanidad. De ello depende su trabajo. Así que no se pongan celosas, que por mucho que tengan miles de ojos puestos encima, es todo admiración. Gánense el cariño de las fans, lo necesitarán.

 

 

Temas Relacionados

Lo más visto

  1. "Bárbara y Adara se metieron en un bucle demasiado espeso y me empezaron a hartar un poquito"
  2. ¿Quieres saber a qué famosa te pareces?
  3. El cambio radical de Kate Moss
  4. Primeras imágenes y mensaje incendiario de Alba Carrillo desde Laponia
  5. ¿Qué ha pasado para que Beatriz Luengo esté llorando como una Magdalena?