La actriz Amanda Seyfried perdió papeles por su talla

Lo que en Hollywood se considera (absurdo) sobrepeso

¿Y tú qué opinas?

Amanda Seyfried

9 de noviembre de 2014, 17:00

A veces, no reparamos en los mensajes que las celebrities cuelgan en sus redes sociales. Como ha ocurrido con uno de los tweets de Amanda Seyfried que ha vuelto a abrir el debate de si las jóvenes estrellas tienen que lucir siempre delgadas, casi como modelos, como muchas actrices se han quejado.

 

La industria del cine vive de la imagen. Por eso, no es de extrañar que muchas de las actrices tengan que lucir casi como maniquíes para tener una figura ideal y muy atractiva. Son pocas las mujeres que no tienen los 90-60-90 que aparecen en el cine y que triunfan más allá. Incluso, muchas veteranas actrices tienen miedo a envejecer y que no las contraten por tener muchas arrugas. Algunas lo asimilan con mucha naturalidad y siguen protagonizando proyectos acordes a su edad, aunque hay otras que no tanto.

 

En esta ocasión, ha sido Amanda Seyfried la protagonista en ser 'víctima' de los estándares de Hollywood, según informa Europa Press. El pasado mes de octubre, la actriz colgaba una actualización en Twitter en la que afirmaba lo siguiente: "Dato curioso: Casi pierdo varios papeles en mi carrera porque tenía sobrepeso. Incorrecto, América".

 

Efectivamente, Amanda podría no haber participado en grandes películas como 'Les Miserables', si solo se hubiesen fijado en su talla. El caso es que estas declaraciones vuelven a reabrir el debate de si las actrices tienen que ser como son, con sus defectos y virtudes o meros peleles. Un tema que también vuelve a relucir con motivo de Renée Zellweger y su drástico cambio de imagen, la cual podría hacer peligrar su papel en 'El Diario de Bridget Jones'.

 

Amanda, en pie de guerra

 

Ya en el año 2010, para una entrevista de la revista Esquire, la actriz comentó las medidas extremas que tuvo que hacer para mantener la línea: "Fue muy intenso y desagradable. ¿Ayer qué comí? Solo espinacas y semillas".

 

Sin embargo, no fue esa la única entrevista de la que ha hablado de su supuesto sobrepeso. Este año, para la revista Glamour volvió a referirse al mismo tema: "Si no corriese y fuera al gimnasio, no habría manera de que estuviera así de delgada. Estoy así de en forma porque soy actriz. Es j*****mente retorcido, pero no conseguiría los papeles si fuera de otra manera. Si estuviera algo más rellenita, nunca me habrían seleccionado para la película 'Mamma Mia'!".

 

Pero lo que es innegable es que Amanda, para nada tiene sobrepeso y está tan espectacular como siempre. ¿Qué opináis de la tiranía a la que se ven sometidas las actrices en Hollywood?

 

Temas Relacionados