Shakira, Gisele, Puyol, Jagger…

Lluvia de famosos en la final del Mundial de Brasil

¿Y tú qué opinas?

14 de julio de 2014, 09:26

Maracaná anoche era una fiesta. Con famosos y políticos hasta los topes, el estadio vibraba con una de las finales mundialistas más emocionantes de los últimos años.

Carles Puyol, acompañado de su novia, Vanesa Lorenzo, voló hasta Río para hacer entrega del trofeo del Mundial. La pareja blaugrana dejó a la pequeña Manuela, quien sabe si con una canguro o en casa, para acudir al mítico estadio y presenciar la victoria de Alemania.

Y de top a top. El blaugrana fue recibido por la modelo bandera del país, Gisele Bündchen, que minutos antes disfrutaba con Tom Brady, su marido en las gradas del estadio, dando, de vez en cuando rienda suelta a su amor.

Fútbol aparte, en la ceremonia de clausura de este sorprendente mundial pudimos ver sobre el escenario a artistas como Santana, Carlinhos Brown o Shakira. La colombiana se preparaba a conciencia horas antes de su salida al escenario para brillar como hiciese en su actuación de Sudáfrica. Pero si hubo un protagonista de verdad en esta final fue el pequeño Milan Piqué. Cuando las actuaciones finalizaron la colombiana, en su faceta más tierna como madre, quiso que su pequeño disfrutase del ambiente futbolero que se vivía en el estadio. Y es que el torneo significa mucho para la cantante, pues fue hace cuatro años cuando, en el Mundial de Sudáfrica, conocía al padre de su pequeño, Gerard Piqué.

Además de todos ellos, también s epudo ver al ex líder de los Rolling Stones, Mick Jagger, al que han acusado de gafe en este Mundial, y en en anterior. Porque el cantante británico apoyó a Brasil en el último partido, yendo incluso al estadio. La derrota de la selección 'canarinha' fue histórica y algunos quisieron colgarle el sambenito al Stone... Así que esta vez, para evitarse disgustos, se presentó en Maracaná luciendo una gorra de Inglaterra y así evitaba ponerse de lado de uno o de otro equipo.

Además del rockero, tampoco quiso perderse la final el actor Ashton Kutcher, que saludó muy efusivo a Tom Brady, marido de Gisele y también jugador de fútbol americano.

David Beckham fue otro de los estrellones que se sentó a disfrutar de la victoria de Alemania, y que, tan sonriente y amable como siempre, se hizo ‘selfies’, saludó a diestro y siniestro y se convirtió en la sonrisa de la noche.

¿A quién echaste en falta en las gradas de Maracaná?