Durante una recepción a estudiantes en La Zarzuela

Letizia, sonrisa de verano a todo color

Cerrar galeríaDesplegar galería
1 / 7
Foto de familia

1 / 7Foto de familia

Los príncipes de Asturias junto con algunos de los alumnos y profesores universitarios que recibieron en Zarzuela.

JOSÉ JIMÉNEZ

Letizia, veraniega

2 / 7Letizia, veraniega

Letizia lució un atuendo muy veraniego, con una falda de encaje blanca y una camisa en color verde. Como complementos utilizó un cinturón ancho de colores, y unos pendientes largos de piedras, que lucía con su melena suelta.

JOSÉ JIMÉNEZ

Los pendientes de Letizia

3 / 7Los pendientes de Letizia

Los coloridos pendientes en piedra combinaban con el resto de tonos que eligió Letizia para la audiencia.

JOSÉ JIMÉNEZ

Cinturón multicolor

4 / 7Cinturón multicolor

Letizia se decidió por un cinturón ancho con aplicaciones de pedrería, muy similar a la de sus pendientes.

JOSÉ JIMÉNEZ

Sandalias en verde, a juego con la blusa

5 / 7Sandalias en verde, a juego con la blusa

Y laca de uñas roja en los pies de Letizia.

JOSÉ JIMÉNEZ

Miradas cómplices

6 / 7Miradas cómplices

El príncipe optó por un atuendo más tradicional –un traje en color gris– aunque se permitió una licencia con el verde de su corbata, que combinaba con el atuendo de la princesa. Una vez más, los príncipes volvieron a jugar con la complicidad de sus miradas y sus sonrisas.

JOSÉ JIMÉNEZ

Más Sobre...
Príncipes de Asturias

18 de julio de 2013, 15:10

El pasado miércoles, los príncipes de Asturias recibían en audiencia, en el Palacio de la Zarzuela, a los participantes de las becas europeas de la Universidad Francisco de Vitoria, de Madrid. Los Príncipes estuvieron charlando con los jóvenes y se sacaron la tradicional foto de familia con ellos y con algunos de sus profesores.

Para la ocasión, Letizia lució un atuendo muy veraniego, con una falda de encaje blanca y una camisa en color verde, con unas sandalias del mismo color. Como complementos utilizó un cinturón ancho de colores, y unos pendientes largos de piedras, que lucía con su melena suelta. El príncipe optó por un atuendo más tradicional –un traje en color gris– aunque se permitió una licencia con el verde de su corbata, que combinaba con el atuendo de la princesa.

Una vez más, Felipe y Letizia volvieron a jugar con la complicidad de sus miradas y sus sonrisas, tal y como vienen haciendo en sus últimas apariciones, tanto públicas como privadas, con lo que desmienten los rumores de crisis en la pareja que circularon hace unos meses.

 

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...