Artista sin manías

Leticia Sabater: "He perdido la virginidad por segunda vez"

Nos cuenta que el video de ‘La Salchipapa’ sirve para adelgazar y que, tras reconstruirse el himen, un "novio famoso" ya lo ha estrenado

1 / 5

1 / 5

Leticia Sabater. Sus comienzos

2 / 5

Leticia Sabater. El amor de su vida

3 / 5

Leticia Sabater. Operación biquini

4 / 5

leticia sabater la salchipapa. Por ella no pasa el tiempo

Estela Cebrián

@estelacebrian

22 de junio de 2016, 07:00

Leticia Sabater ha vuelto con ganas de revolucionar el verano. El videoclip de su última canción, ‘La salchipapa’, inspirada en una comida típica de los chiringuitos playeros de Latinoamérica, se ha convertido en un fenómeno viral del que todo el mundo habla. Con su desparpajo habitual, dice que le parece “una obra maestra” y que el baile que la acompaña es fácil de aprender y perfecto para la operación biquini: “Te lo garantizo: yo perdí un kilo grabando el video”.

Hablamos con ella de su 'hit' que apunta a canción del verano y de otros momentos memorables de su carrera y su vida sentimental.

Relacionado con esta noticia



¡Qué revolución ‘La salchipapa’, Leti! ¿Te lo esperabas?
Mira, me ha salido hasta una llaga en la lengua de tanto hablar y de tantas entrevistas que estoy haciendo. Se van a pensar que estoy borracha y no. Me han llamado de 'Blanco y Negro', de Universal, de La Vanguardia, de El Periódico. Estoy asombrada. Como me lo voy a esperar, ¡esto no se lo esperaba nadie! Ni los 3 millones de visitas que recibió en dos días, ni el vapuleo de críticas que ha recibido, ni la cantidad de amores desenfrenados que me están llegando.

¿De donde te viene la idea de hacer esta canción?
El año pasado vi ‘Supervivientes’ y vi que iba el novio de Isa Pantoja a la isla. Durmieron en una tienda de campaña y cuando al día siguiente Jorge Javier les preguntó que tal lo pasaron, ella que es muy parca en palabras, solo dijo tres cosas: “Muy bien, tiki-taka, tiki-taka”. Y digo: “¡Que bueno para una canción de verano!”. Y ahí empecé “tikitikitiki-takatakataka…”, y así un año en la cabeza. Y hará unos cuatro meses, estaba en un chiringuito playero en Marbella y veo “la salchipapa”, me pareció un nombre gracioso y yo, que he trabajado haciendo telenovelas en Méjico y en República Dominicana durante 5 años, me apetecía homenajearles con una cosa muy de allí: la salchipapa.

No conocía esta etapa tuya de actriz de telenovelas.
Pues estuve 5 años. Del 98 al 2002. Luego vine, hice ‘Con mucha marcha’ y ya me quedé aquí. Después de la obra de Arturo Fernández, ‘Mejor en octubre’, me vio Televisa y me ofrecieron un contrato para hacer telenovelas en Méjico. Y como a mi Latinoamérica siempre me ha encantado, y la gente latina también, pues encantada.

¿Tu tema ha gustado mucho allí? Es muy latino.
Muchísimo. Solo hay que verlo en las visitas que hay por la noche. Hay las mismas visitas de día (horario español), que de noche, que es cuando es de día allí. Es un tema muy controvertido, polémico, que está generando amores desenfrenados y críticas.

¿Las críticas cómo las llevas? Aunque tú ya debes de estar un poco acostumbrada.
Claro, desde los 18 años que llevo escuchándolas. Desde el primer programa que hice, siendo primera en audiencias. Yo sé que tengo una personalidad que es muy dada una a la crítica. Lo sé y lo he sabido siempre.

Antes de saltar a la canción fuiste chica Hermida y empezaste en el ‘Un, dos, tres’. ¿Como fue trabajar con Chicho Ibáñez Serrador y con Jesús Hermida?
Para mi fue un honor. Que a mi, a esa edad, que aun estaba con el pavillo, me tocaran esos directores, me dio una disciplina bestial. En mi trabajo tengo una disciplina espectacular que nadie se la puede imaginar. Fíjate que con todo lo pasota que soy en el amor, que me da todo un poco igual, y lo libre que soy, sin embargo para el trabajo, lo mío es una rectitud que vamos.

Contrasta con lo que haces: vídeos divertidos, programas para niños…
Sí, es que esa es mi forma de ser. Yo creo que estamos en el mundo para divertirnos. La gente cuando sale, lo quiere es divertirse, evadirse del trabajo, del estrés y sus cosas. Yo lo que quiero es entretener y divertir, que es lo que me ha gustado toda la vida.

En tus inicios en tv tenías una imagen muy cándida, tu al revés que el resto de la gente, cuanto más mayor más transgresora.
Yo siempre he tenido una imagen muy contenida porque trabajaba en el mundo infantil, y hay que tener una ética. Pero siempre he tenido una forma de trabajar mucho más americana que española. Yo he ido con tops que iba enseñando la tripa, solo hace falta verme cantando el ‘Leti Rap’, y en el programa de niños, con un pantalón de cuero, unas botas negras, hasta arriba… nunca he seguido las pautas de España ni cuando trabajaba en el mundo infantil.

Tú, que has trabajado tanto en programas para niños, ¿como es que no has sido madre?
No me vas a creer, a mi los niños de todas las madres y los padres de España, me han dado tanto cariño que no he necesitado míos. He tenido esa fase cubierta con los niños de los demás.

¿Puede influir que has tenido una vida sentimental muy movida?
He tenido muchos hombres que me han pedido casarme y tener hijos, pero les he dicho que no.

Tu última relación conocida fue en 2008 con Roberto Corbo, que desapareció en 2009 y tu lo pasaste fatal.
Pero fatal, fatal. Fíjate que yo muchas veces lo pienso, que nunca he terminado de superarlo y por eso nunca he tenido una relación estable.

En una ocasión dijiste que había sido el hombre de tu vida. Te ha dejado marcada.
Absolutamente. Por eso me dio mucha rabia cuando pasó esto y había gente que no se lo creía. Yo lloraba día tras día.

La familia te acusó de cosas muy feas, como que eras una interesada por reclamarle dinero que te debía.
Que me debía dinero es verdad, 90.000 euros. No es ser interesada, era mi dinero. Una cosa no quita la otra. Pero con su familia siempre me he llevado fenomenal y la adoro, pero entiendo que en ese momento lo que pasó fue un shock y nos afectó a todos. Pero vamos, que yo me quedé con un préstamo pendiente. Pero también te lo digo: ahora mismo, ese chico llama a la puerta de mi casa, y yo me caso con él. Es un tío con el que pasé 5 años, que me quiso mucho y que no le importó si era o no famosa. No pasa nada. No me pudo devolver los 90.000 euros, pero si está vivo viviendo en algún lado y volviera y llamara a mi puerta, en un mes me casaba con él.

El año pasado te hiciste una reconstrucción del himen. ¿Has perdido ya la virginidad por segunda vez en tu vida?
Sí, ha sido top-secret, pero la he perdido muy bien perdida y contenta de haberlo hecho. Es una experiencia como otras. ¿No hay gente que se opera la nariz? Fue con uno de los hombres con los que ya había estado, un novio mío.

¿Es conocido?
Sí. Pero no se puede decir.

Y el 21 de junio cumpliste años.
¡Sí! ¡Pero no digas la edad! Y no me preguntes cómo lo llevo, que ya te lo digo yo: siempre me quito diez años, así parece que tenga 40.

Este año tienes mucho que celebrar gracias a ‘La salchipapa’.
Sí, es verdad. Además te voy a decir una cosa, el videoclip me parece una obra maestra. Es ardiente, calentito, sensual, divertido, provocativo y con un baile para que lo pueda bailar todo el mundo, desde una señora de 60 años hasta una jovencita como yo.

¿Como describirías la canción para nuestros lectores?
Es una canción de regetón latino para divertirse en cualquier sitio. La pueden cantar las señoras en la playa, en bodas, banquetes, bautizos, fiestas de pueblos, bailarla con orquesta. Es una canción con un baile muy facilito y ya lo dice la misma canción: “Un pasito palante, un pasito patrás, dos pasitos pa un lao, dos pasitos pal otro, vuelta y tiki-taka tiki-taka”. Y es perfecto para adelgazar, te lo garantizo, que yo perdí un kilo haciendo el baile grabando el video. Es perfecto para la operación bikini.

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...