Scarlett, Alaska, Pamela y Dolly...

Las mejor dotadas del 'show business'

¿Y tú qué opinas?

Scarlett Johansson

11 de agosto de 2014, 15:30

Por EL HOMBRE CONFUSO

Por mucho que la industria de la moda se vaya rindiendo a la evidencia y deje paso a las mujeres con físicos más próximos a la realidad, todavía priman los cuerpos espectaculares con medidas de infarto. Mujeres curvilíneas, de grandes pechos y sugerentes caderas, que no dudan en sacarle partido a lo que la genética -o la cirugía- les ha dado. Y como no podía ser de otra forma, el mundo se ha rendido a sus pies. Ya casi hemos olvidado la revolución que supuso la aparición de Kate Moss, con su cuerpo esquelético y su look andrógino, en pleno reinado de las supermodelos como Claudia Schiffer o Cindy Crawford. Ahora se llevan, de nuevo, las mujeres rotundas, que no tienen miedo a lucir curvas y que ya no viven obsesionadas con la talla 36. Desde la espectacular madurez de Alaska hasta la juventud de Katy Perry o la exuberancia de la actriz Christina Hendricks, los contornos grandes están de moda y parece que han venido para quedarse. ¿Quieren saber qué otras famosas pueden presumir de tener una buena delantera?

Christina Hendricks. Una de las múltiples bondades de 'Mad Men' ha sido descubrirnos a la voluptuosa Christina Hendricks (39). La actriz se ha convertido en un sex symbol gracias a sus curvas y su prominente delantera. Y es que Hendricks representa el resurgir de un modelo de mujer mucho más cercano a la mítica Marilyn Monroe que a las top models del momento, y tanto el público, como los responsables de las marcas y publicaciones, están encantados con ella. Para que luego digan que la belleza está en la talla XS.

Alaska. Sin lugar a dudas podemos decir que Alaska (51) tiene la mejor delantera del show business español. La cantante, gran admiradora de las mujeres exuberantes, no ha dudado en pasar por el quirófano en diversas ocasiones para conseguir un cuerpo repleto de curvas. Y gracias al reality que protagonizó en la cadena MTV y a su posado para el aniversario de la revista 'Interviú' podemos decir que lo ha conseguido de la mejor forma. Nunca unos pechos operados han conseguido parecer tan naturales.

Dolly Parton y Alaska
Instagram

Kat Dennings. La protagonista de la serie '2 chicas sin blanca' ha hecho de sus pechos su seña de identidad. Kat Dennings (28), consciente de la imposibilidad de ocultar su físico, lo potencia en cada una de sus apareciones. De hecho, los propios guionistas de la serie tienen una baza segura en la delantera de la actriz. Eso sí, como les ocurre a casi todas las celebrities, Kat tuvo que ver como se filtraban a la red unas fotos íntimas donde se podía apreciar la magnitud de su contorno pectoral. Todo un escándalo.

Scarlett Johansson. Pocas actrices actuales han conseguido mantenerse a lo largo de los años en el top de sex symbols de Hollywood. La carrera de Scarlett Johansson (29) puede que no haya sido lo consistente que debería ser, ya que ha protagonizado alguna que otra película olvidable, pero cuando consigue brillar, lo hace mejor que nadie -de hecho, tenemos muchas ganas de verla en su próximo estreno, 'Lucy'-. Pero donde no ha dado un paso en falso es en su imagen. Incluso en aquellas fotografías robadas de su smartphone, la actriz estaba estupenda. Y es que con un cuerpo así, como para no estarlo.

Natalia Verbeke. La actriz Natalia Verbeke (39) es la mezcla perfecta entre esa chica guapa y simpática que podría ser nuestra vecina y esa mujer sensual que podría protagonizar todas las fantasías eróticas del universo. La actriz, además, no ha dudado en explotar su lado más picante, posando de lo más sensual y dejando claro que la genética ha sido muy generosa con ella. Todo un ejemplo de como mantener un físico turgente a pocos meses de llegar a los 40.

Monica Bellucci. Digna heredera de las grandes -también físicamente- actrices italianas, Monica Bellucci es el paradigma de bomba sensual. La actriz, que abandonó la carrera de Derecho para dedicarse a la moda y la interpretación, puede presumir a sus 49 años de poseer uno de los físicos más deseados de Hollywood. Y es que no es para menos. La actriz combina como nadie la sensualidad y la elegancia y, además, sabe dirigir la mirada del público allí donde más interesa. El único pero que podemos ponerle es que se divorciade Vincent Cassel, un hombre que también nos encanta. ¡Viva Italia!

Topacio Fresh. La galerista más mediática de España no puede ocultar su pasado como bailarina y vedette y muestra su arte y su físico cada vez que tiene ocasión. Antes de convertirse en la cara visible de La Fresh Gallery, Topacio Fresh (40) llegó a la popularidad gracias al grupo Fangoria, del que fue corista durante una larga época. Ahora, más tranquila y relajada, aprovecha las visitas a su Argentina natal para hacerse algún que otro retoque estético. Eso sí, desde aquí le pedimos que no se ponga ya más pecho, que no podrá entrar ni en casa.

Katy Perry. La cantante Katy Perry ha sabido darle un giro a las estrellas del pop tradicionales, convirtiéndose en una especie de payasa sexy estupenda. Perry aprovecha cada nuevo videoclip para liberar su talento interpretativo y reírse hasta de sí misma, sin perder ni un ápice de su sexappeal natural. La cantante, muy aficionada a los vestidos ultraceñidos que no dejan nada a la imaginación, presume de delantera siempre que puede. Total, si no lo hace con 29, ¿cuándo lo va a hacer?

Kat Dennings
Instagram

Dolly Parton. Además de ser una de las cantantes country más famosas de todos los tiempos, Dolly Parton puede presumir de tener la delantera más piropeada de América. La cantante lleva cuatro décadas subida a los escenarios, con su característica melena rubia -ahora ya no tan rizada- y su exuberante figura capaz de reventar el mejor de los vestidos. Pero si piensan que la voluptuosidad es cosa de la juventud, están muy equivocados. A sus 68 años -y gracias a la ayuda quirúrgica-, Dolly está mejor que nunca y sus pechos continúan desafiando a la gravedad como si no hubiese pasado el tiempo.

Pamela Anderson. Si hay que hablar de delanteras, desde luego, la de Pamela Anderson (47) no puede faltar. Posiblemente se trata de la más famosa de la historia, o al menos, de la que más ríos de tinta ha generado. Enfundada en aquel bañador rojo, Pamela hizo su aparición en 'Los vigilantes de la playa' y, desde entonces, no ha parado. ¿Quién puede olvidar a la explosiva rubia corriendo por las playas de California? Todo un clásico contemporáneo. Con el tiempo, el busto de la actriz ha ido variando de tamaño, unos veces más, otras menos, pero siempre dentro de unos límites casi inalcanzables.