La hermana del rey podría evitar ir a juicio y pagar solo una multa

Las 11 claves para entender la situación judicial de la infanta

¿Y tú qué opinas?

La infanta Cristina
Gtres

7 de noviembre de 2014, 15:20

Por SILVIA TAULÉS

 

1. No sabía nada. La infanta Cristina ha sido desimputada del principal delito del que se la acusaba: blanqueo de capitales, después de que sus abogados y la Fiscalía presentaran recursos de apelación contra el auto que la imputaba, fechado en enero de 2014. Esto quiere decir que aceptan la versión de la infanta de que no sabía nada de las acciones delictivas de su marido, Iñaki Urdangarin, en Aizoon, empresa de la que tiene el 50% de las acciones.

 

2. Impago a Hacienda. Los mismo jueces (son tres) han decidido mantener la imputación por "delitos contra la Hacienda Pública en los ejercicios de 2007 y 2008". Esto supone que la hija del rey Juan Carlos no pagó los impuestos correspondientes o engañó a Hacienda en las declaraciones de esos años.

 

3. Pagar una multa. Un delito fiscal puede pagarse con una multa. En este caso, podría ser de hasta 500.000 euros. No más.

 

4. Sin juicio por la 'doctrina Botín'. Lo más llamativo es que la infanta podría evitar un juicio si se sigue la 'doctrina Botín' dictada por el Tribunal Supremo. Si no hay acusación pública, como es este el caso, el juez no tiene porque juzgar a la acusada. Además, según esta jurisprudencia, el juez puede considerar que la acusación privada, Manos Limpias en este caso, no tiene capacidad para acusar a la infanta y desestimar el juicio. Es la opción que los abogados de Cristina de Borbón ven más factible. Sea como sea, la pelota vuelve a estar sobre el tejado de el juez José Castro, instructor del Caso Nóos.

 

5. La mujer de Diego Torres sigue imputada. Ana María Tejeiro, mujer del ex socio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, sigue imputada. En este caso, los mismos jueces que desimputan a la infanta deciden mantener imputada a la otra pareja implicada en la trama.

 

6. Desde 2011. Diego Torres, una de las claves. Ana María Tejeiro fue imputada en 2011 por evasión de capital, entre otras cosas, y nunca ha perdido tal condición.

 

7. El origen de las 'bombas informativas'. De forma casi paralela a su imputación, el abogado defensor de Diego Torres, Manuel González Peeters, pedía la desimputación de Ana María Tejeiro al denunciar la desigualdad judicial que existía entre las dos parejas. Hay que tener en cuenta que las dos esposas formaban parte de Nóos. Pero el abogado de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, se opuso a esta desimputación, lo que provocó una reacción fiera por parte de Torres. Fue a partir de aquel momento que las 'bombas informativas' comenzaron a salir publicadas, llegando poner a la Casa Real contra las cuerdas.

 

8. Libre de la acusación más grave. Los abogados de la infanta celebran en parte el autor de este viernes. "Se ha desestimado la acusación más grave", han declarado tanto Miquel Roca como Jesús María Silva.

 

9. ¿Renunciará a la línea sucesoria? Ahora le toca el turno a la hermana del rey Felipe VI. Pese a que quedó apartada de la Casa Real en cuanto el nuevo monarca tomó las riendas de la Casa, lo lógico, han indicado algunos medios, es que sea la propia infanta la que se desligue totalmente de la monarquía renunciando incluso a la línea sucesoria. Desde Ginebra, recluída en casa y sin ir siquiera a trabajar, la hija independiente y díscola de los reyes Juan Carlos y Sofía medita su futuro junto a su familia.

 

10. Urdangarin pagará los platos rotos. Iñaki Urdangarin será quien, posiblemente, cargue con toda la culpa. El marido de la infanta sigue imputado por 25 delitos, algunos de los cuales implicarían penas de hasta algunas décadas de cárcel.

 

11. Empieza el juicio. La instrucción del Caso Nóos se cierra en junio de 2014. Ahora debe empezar lo verdadero: el juicio. Todavía no hay fecha.

 

@silviataules