Sus caprichos, antojos de embarazada y lo que pide cuando va de gira

Las 10 excentricidades más locas de Beyoncé

¿Y tú qué opinas?

Beyoncé
Gtres

24 de junio de 2014, 09:07

A Beyoncé la han educado para ser una diva exigente. La reina del R&B sabe que cuanto más se acerca al trono de reina del pop, más exigente debe ser en sus caprichos y actúa en consecuencia. Desde que saltara a la fama gracias al grupo Destiny's Child, la cantante se ha rodeado de tanto lujo que ya no puede vivir como una simple mortal, y menos ahora que tiene a su lado a un millonario rapero por marido y a un bebé que necesita las mejores atenciones del mundo. ¿Quieren saber algunas de las peticiones que la cantante ha realizado a sus asistentes? Cuando estén deprimidos por las injusticias laborales, acuérdense de esta lista y se sentirá aliviados de no trabajar para Beyoncé.

1. En sus giras, Beyoncé exige que se le habiliten tres camerinos para cada concierto. El primero de los espacios está dedicado a su descanso, el segundo a maquillaje y peluquería y el tercero al cuidado de su hija Blue Ivy. Los tres deben estar cubiertos de telas de terciopelo blanco y cortinas hasta el suelo y deben contar con una buena cantidad de alfombras negras.

2. El mobiliario debe ser nuevo y de color blanco, y las salas deben disponer de velas con aroma a limón, albahaca o mandarina de la marca Jo Malone -unos 100 euros la vela-. Además, deberán contar con un arreglo de mesa a base de orquídeas blancas en un jarrón transparente.

3. La cantante exige que su camerino cuente con dos palmeras kentia con macetas de color blanco y catering compuesto por pan de hogaza integral, zumo de manzana y botellas de agua de la marca San Pellegrino en envase de cristal. También suele pedir ensalada de atún con cebolletas, aceitunas rellenas de pimiento y salsa de tabasco.

Beyoncé
Gtres

4. Para después de los conciertos, Beyoncé necesita grandes cantidades de agua alcalina a 21 grados de temperatura y una buena colección de hielos tallados a mano para poderlos chupar -sí, no se rían-. Además, sus camerinos deben estar equipados con inodoros sin estrenar y papel higiénico de color rojo.

5. Para pasar el verano, la cantante y su marido han alquilado una mansión de 31.000 metros cuadrados en la exclusiva urbanización de Los Hamptons, en Nueva York. La espectacular propiedad cuenta con 12 habitaciones, piscina climatizada, estudio de grabación, pared de escalada, bolera, campo de golf virtual, pista de tenis, squash, spa, sauna, gimnasio, zona de masajes y pista de baloncesto. Todo por solo 320.000 euros al mes.

6. Beyoncé no escatima en presupuesto para regalos, sobre todo si son para su pequeña Blue Ivy. Para su primer cumpleaños, la cantante le regaló una Barbie valorada en 60.000 euros, ya que iba decorada con 160 diamantes e incrustaciones de oro blanco. Además, le organizaron una exclusiva fiesta en la que gastaron 60.000 euros en rosas blancas y rosadas para la decoración y un pastel gigante valorado en 2.000 euros.

Beyoncé en el escenario
Gtres

7. Pero no han sido sus únicos caprichos. Antes de que la niña naciera, le compraron un caballito balancín de oro valorado en 600.000 dólares, una trona con cristales de Swarovski de 11.000 euros, una cuna en forma de carruaje de 17.000 euros y una casita de juegos de 27.000 euros.

8. La cantante necesita que su vestidor esté a 22 grados, ni uno más ni uno menos. Y todos sus aperitivos deben estar presentados en un mesa con un mantel blanco, servilletas de lino, cubiertos de plata y platos de porcelana. También suele utilizar pajitas de titanio para beber los refrescos.

Beyoncé

9. Antes de alabar la cuidada melena de Beyoncé, más vale que se lo piensen dos veces. La cantante tiene una extensa colección de pelucas, que utiliza para conciertos y apariciones en televisión, valorada en más de 1 millón de dólares. Además, no se trata de unas pelucas cualquiera, sino que están diseñadas por ella misma y fabricadas a mano. La cantante las suele utilizar un par de veces y luego las regala para subastas benéficas.

10. Pero si en algo se ha llevado la palma ha sido en sus antojos durante el embarazo. La cantante le pidió a su marido que le preparara originales canapés, como oreos con pepinillos, helados con salsa picante, barritas de chocolate fundidas sobre medias noches y piezas de fruta con un buen chorro de ketchup. Todo delicioso y muy, muy nutritivo.

Más Sobre...