En el club de un exclusivo hotel de la ciudad

La 'troupe' Kardashian celebra el cumpleaños de Kim por todo lo alto en Las Vegas

¿Y tú qué opinas?

28 de octubre de 2014, 09:26

Por CONCHI ÁLVAREZ DE CIENFUEGOS

Kim Kardashian escogió un exclusivo club de Las Vegas para celebrar su 34 cumpleaños.

Tao, el club del hotel de cinco estrellas Venetian, abrió las puertas para Kim y toda su 'troupe', quienes disfrutaron de una noche inolvidable en una de las ciudades creadas por y para el ocio.

Se trata de la segunda celebración de su cumpleaños, puesto que su marido y familia ya le organizaron una fiesta sorpresa a comienzos de la semana pasada, pero Kim ya había hecho su reserva en Las Vegas para pasar un viernes y un sábado de lujo.

La socialité viajó hasta la Ciudad del Pecado en jet privado acompañada de su chico, Kanye West, su hermana Khloé, su madre Kris y algunos amigos íntimos. Una vez ya en Las Vegas, se dejó mimar por un hotel puesto a sus pies. No todos los días se tiene a la más mediática de las famosas eligiendo tu local para celebrar su cumpleaños.

La fiesta no tuvo desperdicio. Después de pasar por el photocall del club (pausa obligada si además de disfrutar de todas las comodidades vas a cobrar por prestar tu imagen), Kim y su séquito encaminaron sus pasos al interior del local donde les esperaba la mejor música y algunos cócteles. Pero el mejor momento de la noche, el más calórico, por lo menos, llegó con la maxi tarta de cumpleaños que le habían preparado a nuestra querida Kim, donde además del consabido “feliz cumpleaños”, se podía leer “señora West”, un título que ella parece llevar a gala.

La pequeña North, de 16 meses, también le hizo un regalo muy especial a Kim. Ayudada de su padre, pintó un bolso de Hermés, una de esas piezas de varios miles de dólares, que fueron ‘customizadas’ por la bebé. “Kanye me dio un paquete y en el interior estaba el bolso pintado. En el ordenador había un mensaje que decía ‘dale al play’ y entonces se abría el vídeo de mi hija sentada en el jardín, mientras dibujaba en el bolso. Fue increíble”.

Esto de acudir a Las Vegas por su cumpleaños se está convirtiendo en una especie de tradición para esta Kardashian. Desde hace años acude al mismo club y festeja su entrada en una nueva cifra de la misma manera. ¿Qué tal llevará esa sensación de ‘déjà vu’ constante? Seguro que nada mal tras cobrar el cheque por prestar su imagen al local…

Los 33 años ha sido maravillosos para Kim: la boda más esperada (con permiso de la de George y Amal), una portada histórica para una famosa revista y el primer cumpleaños de su hija, North. Un año insuperable, pero conociéndola, podemos estar seguros de que los 34 también le tendrán reservados momentos que nos dejaran con la boca abierta.