El protocolo del colegio Santa María de los Rosales ha primado sobre el protocolo real

La princesa Leonor, muy feliz en su Primera Comunión

¿Y tú qué opinas?

Retrato de familia
Gtres

20 de mayo de 2015, 14:10

Por Mariángel Alcázar

Emocionada y muy nerviosa, como ella misma ha dicho, a la salida de la iglesia, la princesa Leonor ha recibido este mediodía su Primera Comunión en un acto en el que el protocolo del colegio Santa María de los Rosales ha primado sobre el protocolo real. El deseo de los Reyes de que su hija compartiera la celebración con sus compañeros de 4º curso de primaria del Colegio Santa María de los Rosales se ha cumplido y la niña ha sido una más junto al resto de alumnos. Poco antes de las 12 del mediodía, hora de inicio de la ceremonia, la Princesa de Asturias ha llegado al recinto exterior de la parroquia de la Asunción, ubicada en el barrio residencial de Aravaca (Madrid), le acompañaban sus padres, los Reyes don Flipe y doña Letizia y su hermana, la infanta Sofía, y con ellos los abuelos paternos de la niña, don Juan Carlos y doña Sofía, así como los maternos, Jesús Ortiz (junto a su esposa, Ana Togores) y Paloma Rocasolano, cerraba el grupo familia Menchu Álvarez del Valle, abuela de doña Letizia. En las inmediaciones de la iglesia se ha reunido un buen número de personas que han recibido con aplausos a la familia real.

La entrada en la iglesia ha sido rápida y la familia Borbón Ortiz a penas se ha parado para no retrasar el inicio de la ceremonia. Leonor se ha dirigido directamente a la sacristía para reunirse con los otros 19 niños que, como ella, lucían el uniforme del colegio. Formados por parejas, los niños y niñas, todos en torno a los 10 años, se han situado junto al altar, desde donde Fray Javier, capellán del colegio y catequista de los niños, ha oficiado la ceremonia.

Los Reyes y la infanta Sofía se han sentado en la segunda fila de bancos, ya que los padres de los niños se sitúan por orden alfabético. Los abuelos y la bisabuela de Leonor se han sentado en filas posteriores, al igual que otros familiares, desde donde han seguido la ceremonia en al que ha intervenido el coro del colegio Santa María de los Rosales, formado por alumnos de secundaria.

Poco después de la 1 del mediodía, la princesa Leonor y su familia han salido de la iglesia entre la expectación de los medios de comunicación a los que se ha permitido captar las fotografías de la familia. Primero han posado los Reyes con sus dos hijas y más tarde se han sumado don Juan Carlos y doña Sofía, formando la primera estampa de la familia real al completo desde su última aparición juntos el 19 de junio, día de la proclamación de don Felipe. Más tarde, el grupo familiar se ha ampliado con los padres y la abuela de doña Letizia, a quien don Juan Carlos ha pedido expresamente que se colocara para la foto.

La princesa Leonor, peinada con el pelo liso y una trenza lateral, ha contestado a los periodistas que le han preguntado si estaba contesta y ha dicho. “Sí y muy nerviosa”, para a continuación añadir que lo iban a celebrar en casa y en familia. Don Felipe ha dicho que la todo había ido “perfecto”, mientras miraba orgulloso a sus hijas. También doña Letizia, que ha estrenado un conjunto de abrigo de gipur verde claro y vestido en un tono más oscuro, no podía ocultar su emoción, al igual que el resto de familiares, contentos por haber sido testigos de la alegría de la niña en un día tan especial para ella. Al mediodía, los Reyes ofrecen un almuerzo a sus familiares en su residencia de la Zarzuela para celebrar todos juntos la Primera Comunión de una niña que, además, es la Princesa de Asturias.

Más Sobre...