Los fotomontajes más divertidos de la cantante

La obsesión de Miley Cyrus con la hija de Kim Kardashian

Cerrar galeríaDesplegar galería
1 / 8

1 / 8

Captura de pantalla 2015-03-30 a la(s) 19.18.11. "¡Venga mamá! ¡Otro selfie más no!"

2 / 8

Captura de pantalla 2015-03-30 a la(s) 19.21.17. "Familia"

3 / 8

Captura de pantalla 2015-03-30 a la(s) 19.20.27. "Papito"

4 / 8

Captura de pantalla 2015-03-30 a la(s) 19.19.20. "Un martes cualquiera con la tita Kylie"

5 / 8

Captura de pantalla 2015-03-30 a la(s) 19.19.42. La clave está en los genes. Y en repetir a Kanye en versión reducida y en plantarle la cara de Miley

6 / 8

Captura de pantalla 2015-03-30 a la(s) 19.20.03. "Nana Jenner"

7 / 8

Captura de pantalla 2015-03-30 a la(s) 19.19.05. A juego con papá. Kanye nos presenta su 'mini-yo'

2 de abril de 2015, 11:00

North West genera adicción. Lo sabemos porque nosotros la padecemos. Necesitamos saber qué hace, qué come, cuáles son la marcas que la viste, qué tal se le dan las clases de piano… ¡Y sólo es un bebé de 21 meses! Lo reconocemos, nos pirra la hija de Kim Kardashian y Kanye West, pero no somos los únicos. Miley Cyrus también se ha revelado como una auténtica ‘Noriadicta’.

 

Estas últimas semanas, si sois seguidores de Instagram de Miley (si no lo sois  deberías serlo, porque es un verdadero descenso a la locura) habréis sido testigos de toda una serie de montajes, a cual más cutre, que tenían como protagonista a la cantante de ‘Bangerz’ y al bebé con mejor armario. En los fotomontajes, Miley y sus fans (porque muchos no los hace ella, sino sus seguidores) han recortado la cara de la niña y han plantificado una de la cantante de pequeña. ¿El motivo? Ninguno ¿El objetivo? Pues diríamos que el puro entretenimiento, pero tampoco estamos muy seguros…

 

Cyrus es de las que va a contracorriente. Mientras uno JAMÁS subiría sus peores fotos a la red, ella ha hecho un arte de esto. Cuanto peor salga en la instantánea, mejor, y si encima puede copiar y pegar su careto en cualquier otra fotografía u objeto, entonces, ya sí que sí, hablamos de auténtico GOCE.

 

Mientras nuestra estupefacción no hace más que crecer, su afán por compartir las peores fotografías de esta red social crece de manera exponencial. Qué le vamos a hacer, jamás la entenderemos, pero eso sí, nos parece muy divertida.

 

Por CONCHI ÁLVAREZ DE CIENFUEGOS

Noticias relacionadas

Loading...