El exfutbolista estuvo ejercitándose y también se le pudo ver disfrutando del juego de Pau Gasol

La obsesión de David Beckham con el spinning

¿Y tú qué opinas?

DAVID BECKHAM
Gtres

30 de enero de 2015, 11:51

A unos les da por el running, a otros por practicar crossfit, yoga o pilates. Pero David Beckham ha encontrado la motivación que necesitaba en su vida cotidiana en el spinning. A sus 39 años y aunque ya no esté en activo, en materia de deportes lo sigue dando todo, como dejó claro al salir de la última clase de este ejercicio que ha practicado esta semana en SoulCicly, el centro donde se ejercita.

Con una camiseta vieja remangada, dejando ver sus fuertes brazos tatuados, el exjugador del Real Madrid, salía del centro deportivo con el semblante serio, dejando intuir el gran esfuerzo que había llevado a cabo. Pero David lo hace encantado y reconoce que "estoy obsesionadísimo. Adoro entrenarme de esta forma. Disfruto mucho y, siendo honesto, desde que dejé el fútbol no encontraba un deporte con que el que disfrutara tanto. Cuando lo encuentras, vas a muerte".

El marido de la diseñadora y cantante Victoria Beckham dice que no se mantiene en forma por un tema estético y reconoce que no se siente para nada presionado por tener que estarlo. "Mis hijos son los que me hacen estar en forma. Hace mucho tener que estar corriendo detrás de cuatro niños. Simplemente, me siento bien haciendo deporte". David y la ex Spice Girl, tienen 4 hijos, Harper, Cruz, Romeo y Brooklyn, de 3, 9, 12 y 15 años, respectivamente.

Después de la jornada de spinning, el modelo de H&M acudió a una velada de baloncesto muy especial en la que se enfrentaron Los Angeles Lakers contra los Bulls. Allí disfrutó de la visita y el juego de Pau Gasol, gran amigo de David y ahora jugador de los Bulls, al feudo de su antiguo equipo, que recibió con honores al de Sant Boi y le rindió un homenaje.

Más Sobre...