Ha reiterado su desconocimiento sobre las actividades de Aizoon

La infanta, tranquila y serena ante el juez

¿Y tú qué opinas?

Llegada infanta
Gtres

8 de febrero de 2014, 16:23

La infanta Cristina, tranquila y segura de sí misma, ha declarado ante el juez José Castro, que siempre ha confiado en su marido, desvinculándose de la gestión de Aizoon, la sociedad familiar de la que es copropietaria. Tras más de cuatro horas de interrogatorio, la duquesa de Palma se ha mantenido firme en sus respuestas, reiterando lo que sus abogados, Miquel Roca y Jesús Silva, han dicho en las últimas semanas, después de que el juez instructor del Caso Nóos la imputara por un presunto delito de fraude fiscal y blanqueo de capitales. En toda su declaración, doña Cristina ha defendido su desconocimiento a cerca de las operaciones que se realizaban a través de Aizoon y también ha confirmado que, en 2006, el Rey instó a Iñaki Urdangarin a dejar sus actividades en el instituto Nóos. La infanta también ha confirmado que don Juan Carlos le presto un millón y medio de euros para ayudarla en la compra de su casa de Pedralbes.
 
Sonriente y aparentemente tranquila, la infanta Cristina ha entrado en el edificio de los juzgados de Palma a las 9.45 de la mañana. Acompañada  de su abogado, Miquel Roca, la duquesa de Palma ha bajado la rampa en un coche Ford Focus, del  que ha descendido unos cinco metros antes de la puerta de acceso, distancia que ha caminado saludando primero a unos funcionarios situados en una de las ventanas y, posteriormente, se ha dirigido con un "buenos días" a los representantes de los medios de comunicación que la esperaban. La infanta, perfectamente peinada y ligeramente maquillada, vestía una americana de terciopelo azul, un pantalón azulón, botines negros y un bolso de ese mismo color.  
Doña Cristina ha viajado directamente desde Barcelona. A las 7.15 ha abandonado el hotel donde ha pernoctado estos días y se ha dirigido al aeropuerto para tomar un avión de la compañía Vueling, con salida a las 8.20 de la mañana. Alrededor de las 9 de la mañana, el vuelo  ha aterrizado en el aeropuerto de Palma, donde la esperaba su abogado  Miquel Roca quien, junto a Jesús Silva y Pau Molins, viajó  ayer viernes a Mallorca.

Temas Relacionados