Hoy se ha hecho público el auto del juez Castro

La infanta Cristina continúa imputada por delitos de fraude fiscal y de blanqueo

¿Y tú qué opinas?

Infanta Cristina
Gtres

25 de junio de 2014, 10:07

El juez Castro ha presentado hoy el auto por el que hemos podido saber que se mantiene la imputación de la infanta Cristina y de Iñaki Urdangarín, por blanqueo y fraude fiscal.

Según el auto presentado por Castro, la infanta Cristina se estuvo beneficiando de los negocios ilegales de su marido, puesto que el dinero iba a parar a Aizoon, una empresa de la que ambos eran propietarios al 50%.

Hay que decir que este mismo auto no mantiene todos los imputados de la vez anterior, puesto que de 32 personas, han pasado a ser 16, con sobreseimientos a la mitad de los acusados, no siendo así el caso de Urdangarin y Diego Torres, su socio en el Instituto Nóos.

Más de seis millones de euros fueron los que cobraron Urdangarin y su socio para organizar eventos a través del Instituto Nóos a los Gobiernos de Baleares y Comunidad Valenciana. Eventos que nunca superaron los dos millones. Hay que recordar que esta organización aseguraba no tener ningún ánimo de lucro, y después desviaba el dinero cobrado a los Gobiernos a empresas privadas, como Aizoon, de la que doña Cristina era copropietaria. Además, Cristina e Iñaki utilizaron el dinero obtenido a través de esta empresa para gastos propios, que después pasaron a Hacienda como gastos derivados de la actividad propia de la empresa.

Ahora, tanto la Fiscalía, como la defensa de los Duques y la Abogacía del Estado tienen unos días para recurrir la imputación ante la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca.

Noticias relacionadas

Lo más visto

  1. Christian Gálvez, conmocionado por la muerte de un compañero de ‘Pasapalabra’
  2. El emotivo nuevo tatuaje de Rocío Flores, que no gustará a su madre
  3. ¡Se lía! Las Mellis descubren quién era ‘el topo’ de Cantora
  4. El hijo de Rocío Carrasco rompe a llorar en un homenaje a su abuela
  5. Esta semana, en Lecturas: El desplante de Rocío Carrasco a su familia