"No dejes que el acoso te silencie"

La hija de Robin Williams vuelve a las redes sociales

¿Y tú qué opinas?

Robin y zelda williams
Gtres

3 de septiembre de 2014, 12:35

Por CONCHI ÁLVAREZ DE CIENFUEGOS

 

Zelda Williams, la hija del actor Robin Williams, fallecido en agosto, ha decidido volver al terreno online. Después de abandonar las redes sociales por los crueles comentarios que había recibido tras el suicidio de su padre, Zelda, de 25 años, ha creído que ha llegado la hora de plantarle cara a los ciber-acosadores que tan mal la trataron en uno de los momentos más delicados de su vida.

 

Las fotos que nunca quiso ver

Robin moría por asfixia el 11 de agosto, tras haber atravesado un periodo de durísima depresión que hasta lo llevó a sentirse tentado en volver al mundo de la droga, ese del que tanto le costó salir y mantenerse apartado. De hecho, en julio ingresó de manera preventiva y voluntaria en una clínica que reforzara su intención de evitarlas. Estos últimos meses fueron muy negros para el actor, y seguro que también para los suyos, que veían cómo Robin entraba en una espiral de la que le fue imposible salir.

 

Por eso, lo que menos necesitaba Zelda cuando falleció el cómico era que alguien le hiciera comentarios macabros e hirientes sobre él. De hecho, uno de los motivos principales que hicieron que Zelda se apartara de las redes sociales fue que unos desaprensivos le mostraron unas fotografías vía Twitter del cuerpo sin vida de su padre. Fue la gota que colmó el vaso. Zelda abandonó sus perfiles y decidió curar su dolor en el mundo real, acompañada de sus hermanos, madre y amigos.

 

Tres semanas apartada

Ahora, tres semanas después de su salida del terreno del social media, vuelve y lo hace con una auténtica declaración de intenciones. Tras dar las gracias, colgaba un link a su Tumblr en el que se podía leer la cita de Harvey Fierstein: “No dejes que el acoso te silencie”. Y continuaba, “nunca dejes que te conviertan en una víctima. No aceptes la definición de nadie sobre tu vida, defínela tú”.

 

Además, abría su corazón de la manera más sincera explicando cómo fue el último día que pasó con su padre, en su cumpleaños, donde compartió, junto a sus hermanos, regalos y risas, teniendo un maravilloso último recuerdo del actor.

 

“Él siempre fue cálido, hasta en sus momentos más oscuros. (…) Hay un consuelo mínimo en saber que nuestra pena es compartida por millones de personas. Gente que nos ha tendido una luz en el camino. A todos ellos, os lo agradezco” continuaba. “Sabed que los que habéis tenido palabras amables, y habéis dicho que él os hizo reír, eso era lo que más le gustaba en el mundo. Y a los que mandaron negatividad, que sepáis que él os mandará una bandada de palomas a vuestra casa que hagan caca sobre vuestro coche. Justo después de que lo hayáis lavado. Después de todo, a él le encantaba reírse”, escribía Zelda, haciendo broma de uno de los momentos más duros de su vida.

 

De esta manera, la joven Williams regresa cargada de fuerza, amor propio y valentía, enfrentándose a aquellos que un día cargaron contra ella sus palabras más viles y crueles.

 

Temas Relacionados