Están decidiendo la custodia del hijo de ambos

Kiko Rivera, de vuelta en Sevilla, tras su cara a cara en San Sebastián con Jessica Bueno

¿Y tú qué opinas?

kiko rivera irene rosales

29 de mayo de 2015, 13:37

Fue una visita exprés, pero ya está de vuelta. Tras haber estado en San Sebastián, más concretamente en sus juzgados, Kiko Rivera y su pareja, Irene Rosales, ya están de vuelta en Sevilla. Los dos tuvieron que viajar al norte con motivo del juicio por la custodia de Francisquito. Ahí, el DJ se vio las caras con Jessica Bueno, la madre del niño. El juez está valorando cómo seguirán siendo las visitas cuando el niño cumpla 3 años, si tendrá que estar mitad del tiempo con uno y mitad con otro, o si permanecerá más con uno de los dos progenitores.

 

Kiko está luchando con uñas y dientes por su pequeño. Lo quiere con él y no perderse su crecimiento. De momento sabe que Jessica no tiene ningún problema en dejarlo visitar Cantora para ver a su abuela cuando esta consiga su primer permiso, así que, aunque no le corresponda esa semana a Kiko, el niño viajará para pasar esos días al lado de Isabel, que parece que está deseando tener a sus dos nietos para ella.

 

Tras su llegada a Sevilla, Kiko e Irene han continuado con su vida y a ella se la ha podido ver luciendo un mono amplio de inspiración navajo, con una especie de blusón que tapaba estratégicamente la barriguita. Kiko e Irene serán padres antes de que finalice el año, pero a ella aún no se le nota el embarazo. La pareja, además de tener estos planes para ser padres, también se encuentran muy entusiasmados con la idea de boda, que ya han anunciado que no será este 2015, sino que esperarán a que el bebé haya nacido para pasar por el altar.

 

Más Sobre...

Lo más visto

  1. Esta semana, en Lecturas, Kiko, Makoke y sus hijos nos reciben en su casa
  2. Kiko Matamoros: "Me gustaría que mi hija Ana tuviera relación con sus hermanos"
  3. Rocío Flores Carrasco habla claro: "Mi madre ni me va, ni me viene"
  4. El peor momento de Antonio Orozco
  5. El último susto médico de Belén Esteban