A punto de empezar las obras en la casa de Anmer Hall

Kate ya prepara su nuevo hogar

Cerrar galeríaDesplegar galería
1 / 9
La nueva casa de Kate y Guillermo

1 / 9La nueva casa de Kate y Guillermo

La mansión de la pareja tiene diez habitaciones, piscina, pistas de tenis y 24 hectáreas de bosques y marismas.

IPA PRESS

Un regalo de cumpleaños

2 / 9Un regalo de cumpleaños

La reina Isabel II le regaló la casa a su nieto Guillermo con motivo de su 30 cumpleaños.

IPA PRESS

Un lugar tranquilo y discreto

3 / 9Un lugar tranquilo y discreto

La nueva casa de Kate y Guillermo está a dos kilómetros y medio del palacio de Sandringham. Isabel II quiere tener cerca a su nieto.

IPA PRESS

De visita en Escocia

4 / 9De visita en Escocia

La pareja ha visitado las instalaciones de Glasgow, en Escocia, para los Juegos de la Commonwealth de 2014. Desde Escocia, la pareja ha seguido el proyecto de la casa.

GTRES

Flores para Kate

5 / 9Flores para Kate

La duquesa de Cambridge recibió un ramo de bienvenida de manos de una niña.

GTRES

Un embarazo activo

6 / 9Un embarazo activo

Kate lanzó a canasta y jugó al ping pong con Guillermo en el velódromo de Glasgow.

GTRES

Kate, de rojo

7 / 9Kate, de rojo

En su viaje a Escocia, Kate no se ha desprendido de su botas. En la foto,
con un abrigo de Armani.

GTRES

Inspiración escocesa

8 / 9Inspiración escocesa

La duquesa de Cambridge lució minifalda, botas de ante negras y un abrigo corto de inspiración escocesa.

IPA PRESS

Más Sobre...
Casas Reales Dinastías Herederos famosos Los Windsor

10 de abril de 2013, 10:45

En julio nacerá su primer hijo y para entonces Kate y Guillermo quieren tener listo su nuevo hogar.

Tras su boda, en abril de 2011, fijaron su residencia oficial en Gales, pero en cuanto acaben las obras que pronto iniciará el arquitecto Charles Morris en Anmer Hall, su futura casa, a unos 150 kilómetros de Londres, se trasladarán allí.

También conservarán algunas estancias del palacio de Buckingham, en Londres, para cuando precisen quedarse en la capital inglesa.

La mansión Anmer Hall fue un regalo de la reina Isabel II a su nieto cuando este cumplió 30 años y está situada en los terrenos reales de Sandringham, donde también se levanta el palacio preferido de Carlos de Inglaterra, padre de Guillermo.

Entre las paredes de Anmer Hall Carlos y su actual mujer, Camilla, vivieron su romance cuando aún vivía Lady Di.

Quieren privacidad

Además de redecorar la mansión y preparar una habitación para su primer hijo, Kate y Guillermo quieren una casa a prueba de intromisiones. Por eso le han indicado a Charles Morris, el arquitecto favorito del príncipe Carlos, que levante una pérgola en el jardín y plante más árboles. Serán arbustos y especies de crecimiento rápido que impedirán que la mansión y su jardín, de 24 hectáreas, se vean desde la carretera, como ocurre ahora.

Además, el arquitecto tendrá que idear un nuevo acceso público a la iglesia de Santa María, porque el actual será de paso exclusivo para Kate y Guillermo. La casa real ya negocia con las autoridades eclesiásticas para llegar a un acuerdo.

La pareja, decidida a preservar su intimidad, también ha pedido a Morris que cambie la ubicación de la piscina y la traslade a una zona alejada de los límites de la finca. Las obras se completarán acondicionando una parte de la casa para que se alojen el personal de servicio y el de seguridad.

Ahora está alquilada

La mansión de Anmer Hall tiene diez habitaciones, varias pistas de tenis y una piscina, y está situada en Sandringham, un pueblo y de apenas 400 habitantes en el que la familia real ha celebrado siempre las navidades y donde, curiosamente, nació Lady Di, madre de Guillermo, hace 51 años.

Kate y Guillermo tienen el proyecto listo, pero también un pequeño problema: en estos momentos Anmer Hall está alquilada, hasta 2017, al empresario James Everett.

La prensa inglesa afirma que se mudará pronto, porque Isabel II, que tiene 150 viviendas en la zona, negocia con él una excelente compensación económica.

Más Sobre...

Loading...