'Sálvame' lo destapa

Juncal Rivero, Rafa Mora...: salen nuevas víctimas de acoso sexual

Como la modelo y el colaborador de Telecinco; Ágata Lis y María José Besora también vivieron una situación límite

Bárbara Rey Rafa Mora
1 / 10

1 / 10

Rafa Mora 2. La situación más incómoda de Rafa

2 / 10

Rafa Mora 3. Chico con ángel y con estrella

3 / 10

Rafa Mora 4. Le ofreció su "ayuda"

4 / 10

Rafa Mora 7. La entrevista se va de madre

5 / 10

Rafa Mora 6. El error, normalizar las líneas rojas

6 / 10

Rafa Mora 5. Meses de acoso

7 / 10

Juncal Rivero

8 / 10

María José Besora

9 / 10

Agata Lys

Más Sobre...

Televisión Actrices famosas Polémicas de famosos Presentadores famosos Sálvame Telecinco

31 de octubre de 2017, 20:34

Queda mucho camino por recorrer y, de momento, solo han alzado la voz muy pocos y muy pocas, pero lo que está arrastrando el escándalo de Harvey Weinstein y los terribles casos de acoso a actrices en Hollywood es imparable. Esta semana, el afamado actor Kevin Spacey era acusado por otro compañero de profesión de haber sido acosado sexualmente por él cuando era un menor. Definitivamente, solo es la punta del iceberg de lo que estaría por salir, pero toda revolución empieza de alguna manera y ésta está en marcha.

Aunque sea a remolque de lo que está ocurriendo en el país yanki, en nuestro país también se han alzado voces con ganas de denunciar la misma situación injusta y de absoluta indefensión, donde una persona con una posición de poder ha intentado hacerse con los favores de actrices, actores y personajes mediáticos, bajo amenaza de destrozarles sus carreras. Un escándalo que lleva salpicándolo todo casi sin distinciones de ningún tipo y lo que es peor, los nuevos testimonios han dejado patente que es una práctica habitual desde hace años.

Relacionado con esta noticia

'Sálvame' ha hablado con Juncal Rivero, María José Besora y Agata Lys, y ha pedido a su colaborador Rafa Mora que explicara la experiencia en la que un importante productor le insinuó que le ayudaría en su carrera a cambio de favores sexuales.

Rafa ha contado que aquella situación la vivió durante un largo parón de trabajo. Le llamaron para tener una entrevista con un productor, "que no había visto antes en mi vida". "Desde pequeñito siempre había querido hacer ficción y me había apuntado a una academia de interpretación", ha contado, por lo que esa entrevista era muy golosa y tenía grandes expectativas en ella.

Cauto, por miedo a las represalias, Mora ha contado que transcurridos cinco minutos de charla, el individuo le soltó que era "un chico muy guapo, con ángel y con estrella" pero, mala suerte, no tenía padrino. "Y si no tienes padrino, hijo, te quedas por el camino", le dijo. Claro, el productor estaba muy interesado en ayudarle y, muy seriamente le dijo que le iba a explicar "de qué va esto". "Me puso varios ejemplos de personas muy conocidas a las que había ayudado y habían llegado muy lejos, como dándome a entender hasta dónde podría llegar yo. Me deja muy claro que este mundo va muy rápido y que si no te ayuda alguien es prácticamente imposible llegar a destacar", menuda técnica refinada de rapaz tenía el hombre.

En esa misma entrevista le pidió que se desnudara, algo que al colaborador de 'Sálvame' no le extrañó y lo vio razonable por la imagen que él proyecta. "Tienes nariz de boxeador y culo de tenista", le dijo el productor. ¿En qué clase de entrevista laboral te piden que te desnudes y hacen ese tipo de comentarios sexistas y que descolocarían a cualquiera? Rafa se hizo el loco, pero se notó deseado por las miradas que le lanzaba y "un poco raro".

Le dio entonces su número personal y le dio dos semanas para que se pensara "qué quería hacer", porque él le iba a ayudar. "Como no me dijo nada que me molestara y a mí me gusta gustar yo me dejo querer", ha afirmado.

Lo comentó en casa con su madre y su hermana y le pidieron que fuera prudente, porque ya había escuchado algo sospechoso de él. Le escribió un mensaje "de contenido profesional" al cabo de las dos semanas y la respuesta que recibió fue sorprendente: "Este mensaje lo voy a borrar como si nunca lo hubiese recibido. Al parecer no has entendido nada. Si en algún momento, quieres ser mi invitado, mi casa es muy grande y vivo solo". Los mensajes y las proposiciones que tuvo que aguantar de este individuo se prolongaron durante varios meses e incluso llegó a pensar que se había convertido en su "mano negra", porque no conseguía trabajo.

En cuanto a los cuatro testimonios que a los que nos ha acercado 'Sálvame' son igual o más espeluznantes que el de Rafa Mora. La Miss María José Besora ha contado una incómoda situación que ojalá no se hubiera producido nunca. "Era un trabajo de bañadores y el fotógrafo me hacía comentarios cada vez más picantes. Estas cosas han pasado y han estado vetados. Lo que sí que está demostrado es que, como alguien se te insinúe con poder y digas que no, olvídate de que existes y dedícate a otra cosa".

La ex Miss Europa Juncal Rivero, vivió una situación similar pero en televisión: "Fue hace años, para un programa de televisión que estaba bastante cerrado, pero me quedé sin contrato. No hubo unas insinuaciones claras porque estábamos con más gente, pero yo lo achaqué a que estaba más interesado en otro tipo de cosas". Lo terrible del testimonio de Juncal es que efectivamente se trata de algo "muy habitual" y ha tardado muchísimo en coger fuerza.

La experiencia que ha narrado Agata Lys no puede llenar más de rabia a quien la escucha: "Yo trabajaba en TVE y una persona con muchísimo poder me dijo que fuera a su casa para repasar el guión. Yo fui y me metió en su habitación y se me tiró encima en la cama de matrimonio. Le pegué una patada y me marché corriendo. Al día siguiente me habían echado del trabajo. Te estoy hablando del 'Un, Dos, Tres...". Nadie la apoyó cuando quiso denunciar la situación. Las palabras de su madre son el reflejo de unos tiempos permisivos con los abusos y el acoso sexual: "Si quieres seguir en televisión, cállate la boca". Lys ha hablado de lo que se conoce como el 'silencio de bragueta: "Son genios y son estupendos pero, sin embargo, abusaban de su poder. Y a las que no podían llevarse al huerto las echaban miserablemente del trabajo, como fue mi caso. Cuando dices NO con todas las letras, te despiden".

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...