Lo primero que hizo el diestro fue acudir a los toros

José Ortega Cano, de permiso ¿antes de recibir el tercer grado definitivo?

José ortega cano 4 permiso

Más Sobre...

Cárcel

22 de mayo de 2015, 10:34

Este cuarto permiso penitenciario para Ortega Cano es muy especial. Supone pasar 6 días con los suyos, fuera de la cárcel de Zuera, en Zaragoza, y acariciar la idea de libertad. Y es que este permiso podría ser el último antes de obetener el tercer grado, lo que supondría que tendría que ir a un centro de reinserción sólo para dormir.

 

A su salida de Zuera nos hemos encontrado a un Ortega de lo más positivo. “De la cárcel se sacan más cosas buenas que malas”, ha dicho a los medios congregados. Además, este tiempo en el centro le ha servido para reflexionar. Asegura haber tenido “mucho tiempo para darle muchas vueltas a la vida” y prefiere quedarse con todo lo positivo que ha vivido de esta experiencia, que podría estar a punto de llegar a su final, ya que si se le concede el tercer grado, sería la última vez que tendría que regresar a Zuera.

 

Esta alegría por esa ‘libertad’ que parece algo ya inminente, se podía apreciar en la cara de sus seres queridos, empezando por la de Gloria Camila, que no ha parado de sonreír que parece estar muy orgullosa de cómo su padre ha llevado estos meses en prisión.

 

Tras su salida de la cárcel, José Ortega Cano se dirigió a su casa donde le esperaban todos para celebrar esta cuarta salida de  prisión. Tras celebrar un almuerzo en familia y pasar una sobremesa agradable, José, Ana María y sus tres hijos pusieron rumbo a Las Ventas, donde asistieron a una corrida de toros celebrada con motivo de San Isidro. El diestro estaba emocionado por volver a pisar una plaza, aunque fuera para ver a los toros desde la barrera y sentir la emoción que sólo los taurinos conocen. Fue una corrida plagada de caras conocidas, puesto que entre los congregados también se encontraba Sergio Ramos, sin Pilar Rubio, que sigue sin hacerle gracia esta afición de su paeja, Carmen Tello y Curro Romero, o Tomás Gómez.

 

Si se le concediera el tercer grado, Ortega ya ha elegido centro de reinserción en el que pasar las noches. Será el Victoria Kent, en Madrid, y aunque no pueda dormir en casa, sí que podrá encargarse de manera personal de sus negocios y pasar algunas horas del día con su pareja, con el bebé de ambos, José María y con sus dos hijos mayores Gloria y José Fernando.

 

 

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...