El hijo de Ortega Cano había ingresado voluntariamente

José Fernando abandona la rehabilitación

El joven llevaba tres días en el centro de Salamanca y ha decidido abandonarlo para encontrarse con Michu, que podría estar de nuevo embarazada

José Fernando
Gtres

Más Sobre...

Famosas embarazadas

30 de septiembre de 2016, 17:45

Ha vuelto a suceder. El hijo de José Ortega Cano ha vuelto a ser noticia, y no para bien. Tan sólo tres días después de haber ingresado de forma voluntaria en una clínica de rehabilitación de Salamanca, José Fernando ha decidido abandonar el centro, rompiendo así la promesa que cumplió hace escasos días tras haber pasado el fin de semana con Michu en un piso alquilado.

Relacionado con esta noticia

La noticia cae como un jarro de agua fría sobre sus familiares y sobre todos aquellos que habían visto renacer la esperanza a raíz de este ingreso. Parecía que, por fin, José Fernando había entrado en razón y había decidido poner remedio a sus adicciones. Hoy, sin embargo, todo vuelve a desmoronarse por enésima vez.

Kiko Hernández ha sido el encargado de ofrecer esta información en 'Sálvame', haciendo hincapié en la gravedad de su salida actual: por lo visto, el hijo de Ortega Cano había entrado al centro de rehabilitación en 'régimen de comunidad'. Esto significa que, en tres meses, no podía tener contacto con nadie de fuera del centro. A partir del tercer mes podía haber empezado a tener contacto externo, pero el tratamiento tenía que durar tres años en total. El problema radica en que en principio, si decide dejar el tratamiento, no puede volver al mismo.

Michu

¿Y cuál ha sido el motivo de este precipitado abandono de la clínica? Pues Michu, cómo no. Parece ser que la joven ha decidido ir a buscarle y él, obviamente, habría roto la condición de no comunicarse con nadie para citarse con ella. De hecho, esta misma tarde se les ha podido ver ya juntos, según ha comentado Kiko. José Fernando, Michu y un hombre que no ha sido identificado habrían entrado en un restaurante del barrio de Santa Marta, en Salamanca, poco después de mediodía. El testigo que los ha visto entrar asegura que han llegado en un monovolumen gris y que han entrado corriendo al restaurante, supuestamente para evitar ser vistos.

El bombazo final lo ha añadido Gustavo González al informar de que, según sus informaciones, la visita de Michu a José Fernando podría tener que ver con una inminente noticia: la de su segundo embarazo. Una noticia que llegaría muy poco tiempo después de aquel primer embarazo que tanto dio que hablar. Pero esta historia en boca de todos tiene muchos testigos y son muchas las personas que pueden aportar nuevos detalles que confirman o contradicen cada información que nos llega de la pareja.

Respecto al embarazo, María Patiño ha asegurado conocer a alguien que pudo escuchar cómo se gestaba la historia, por lo que se trataría de un intento de montaje. Según esta misma fuente, se habría incluso planificado que el padre no fuera José Fernando, sino un actor de cine para adultos. En definitiva, una impresionante madeja de informaciones que no deja de enredarse; una historia llena de mentiras, dudas y contradicciones que abre un nuevo capítulo tres días después de hacernos creer que podía encarrilarse hacia el final feliz. Esperemos que así sea y que todo vuelva realmente a su cauce, a pesar de los vaivenes por los que sigue avanzando a toda velocidad la vida de José Fernando...

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...