El de Ubrique, que vuelve a los toros en agosto, se está pensando lo de participar en el 'reality' de Telecinco

Jesulín: "Tengo curiosidad por vivir la experiencia de 'Supervivientes'"

¿Y tú qué opinas?

Jesulín de Ubrique
Pedro Pernía

5 de marzo de 2015, 16:01

El pelo crece. De ahí que haya toreros que se corten la coleta y que, por ese axioma capilar, se la vuelvan a anudar, a subirse la media rosa y a hacer el paseíllo en los ruedos. Fran Rivera, su hermano Cayetano y ahora Jesulín de Ubrique regresan al toreo. A la arena de la plaza de toros y, en el caso de este último, a la de la playa de la isla de 'Supervivientes'. Lo primero, confiesa el torero gaditano, ya está decidido. En marzo comienza –o sea, ya– los entrenamientos y en la segunda quincena de agosto debutará. El sí, porque le va el sí, o el no al 'reality' de Telecinco tendrá que pensárselo en muy pocos, porque el casting se está cerrando. ¿Miedo al qué dirán? Ninguno. Cuenta que nunca habría pensado hacer una película y el año pasado rompió taquillas con la enésima parte de Torrente y que le vean como su madre lo trajo al mundo, tampoco, ya casi lo vimos en los míticos 'Hola Raffaella'. Miedo a una cornada. Pero ya se sabe que estar 24 horas frente a una cámara puede asestarle a uno un duro golpe de popularidad. Alguien muy cercano y madre de su primera hija, Belén Esteban lo está sufriendo, pero él no la ve. “Tenemos una buena relación, pero no, no la veo en la tele”. De ella, de Campanario y de su hijo que quiere seguir sus pasos hablamos con él en la segunda edición de los Premios Taurinos La Pesquera.

 

Que te den un premio ahora por tu trayectoria como torero, ¿da más empuje a la hora de volver a los ruedos?

-Un premio no tiene nada que ver con que tengas más ánimos o menos. Mi decisión de torear estaba tomada con o sin premio. Esto es quizás un reconocimiento a mi trayectoria, a lo que he estado haciendo durante más de 28 años, es muy bonito, pero no ha tenido ninguna repercusión en que toreara o no.

 

¿María José y tus niños qué te dijeron?

-La decisión la tomé yo y ellos, como siempre... Bueno, se preocupan.

 

¿Se imaginaba María José que este día podría volver a llegar?

-Mi mujer se lo podía esperar. Ella sabe que yo vivo para el toro, que me preparo todos los días. Yo dejé de torear corridas, pero he estado toreando festivales, para prepararme, para tener un contacto con la gente. Ella es lista, es inteligente e intuía que, en un momento dado, pudiera decir: aquí estoy otra vez. Pero también una cosa es plantearse una temporada con todas las ferias importantes y otra muy distinta la que voy a hacer yo.

 

¿No te encuentras al mismo nivel que cuando dejaste los ruedos?

-No tiene nada que ver. Precisamente ayer estuve en un tentadero y cuando veía los animales decía: si esto me llega a coger hace diez años, ya estaría como una moto.

 

¿Y cuándo será el día que te vistas de luces?

-Voy a empezar el día 16 de agosto, pero desde ahora, desde marzo, voy a estar ya preparándome. Puede ser que se adelante una semana lo de agosto. No lo sé aún. Y luego, hasta octubre. Voy a torear ocho o diez corridas. Después probaré a hacer las Américas y si me encuentro bien y ya me lo medito más en firme, para el próximo año, una temporada importante.

 

¿No te dan miedo las cogidas, las lesiones...?

-Siempre da miedo que te coja un toro y te haga daño.

 

Pero precisamente no fue un toro lo que precipitó que te cortaras la coleta, ¿no?

-Yo me retiré porque me dio la gana, que es muy diferente. Terminé en 2007 porque quise poner punto y final a mi carrera, y es cierto que tengo una lesión en la espalda, grave, pero que no me impide para nada ejercer mi profesión que es torear.

 

Se ha dicho que vuelves por dinero, ¿es así?

-No. Si volviera por dinero empezaría la temporada en marzo y la terminaría en octubre.

 

Pero si tienes temporada taurina, lo de tu participación en 'Supervivientes', ¿es un bulo?

-Me lo han propuesto, sí, y me lo estoy pensando.

 

¿Eso qué significa?

-Que no lo descarto, pero que me lo estoy pensando.

 

¿Por? ¿Te da miedo que los telespectadores vean a un Jesulín que no se ajusta a la imagen que tienen de él o qué?

-Mira, yo nunca pensé que iba a hacer una película y menos de 'Torrente' y la hice. Y después, fui al programa de 'Hay una cosa que te quiero decir' a dar una sorpresa y resulta que es la misma productora que el programa de 'Supervivientes'. Hablando, en una conversación, me lo plantearon y pensé: "Bueno, no te digo no, pero tampoco que sí". Tengo curiosidad por vivir la experiencia.

 

¿A María José no le importaría tenerte en la tele y no en casa?

-Mi mujer está conforme y de acuerdo con todo lo que yo hago. Tengo esa suerte.

 

¿Y si fuera al revés?

-Yo tengo una complicidad con mi mujer cojonuda. Nos entendemos a las mil maravillas. Cuando vemos algo que nos gusta y nos agrada, la hacemos por ambas partes.

 

Entonces, esos flecos de los que hablas para terminar de decidirte, ¿pides mucho caché?

-(Risas).

 

¿O son los concursantes que te ponen a tu lado lo que te echa para atrás?

-Yo no soy una persona de vetos. Si decidiera ir, tiene la productora la total tranquilidad y libertad de poner a quien quieran. Yo no veto a nadie. Ni en los toros, ni fuera.

 

Dicen que Olvido Hormigos reza por que vayas...

-Pues muy bien. (Risas).

 

El sí o el no a 'Supervivientes', ¿cuándo lo tienes que dar?

-A mediados de marzo.

 

Por cierto, ¿estás viendo a Belén concursar en 'GH VIP'?

-No, no estoy viendo a Belén.

 

Ella habla de ti en el programa, y con cariño.

-Pues bien.

 

Ha dicho, eso sí, que todos los hombres que han pasado por su vida han vivido de ella, menos su actual chico.

-La verdad es que yo no me siento aludido.

 

¿Tenéis buena relación?

-Una relación normal y corriente. Y a partir de ahí no tengo trifulcas con nadie.

 

Aprovechando que estás en Madrid a recoger el premio, ¿verás a Andrea?

-No, porque me marcho en cuanto termine esta fiesta.

 

Por cierto, parece ser que tu cuñada Beatriz Trapote habría perdido el niño.

-Me acabo enterar ahora mismo porque me lo acaban de decir. No sabía absolutamente nada.

 

¿A ti te gustaría volver a ser padre?

-No depende de mí, depende de mi mujer.

 

Y María José, ¿qué dice?

-Está centrada ahora mismo en su carrera. Esa es su prioridad. Acaba este año.

 

¿Pondrá una clínica dental?

-No. Ella trabajará, pero no creo que quiera.

 

Tu hijo es el que quiere seguir tus pasos, ¿no?

-De momento, está con sus estudios. Le gusta, sí. He tenido la oportunidad de apuntarlo a una escuela taurina, pero de ahí a que toree es muy diferente.

 

El estará feliz entonces con tu regreso a los ruedos, ¿verdad?

-Está encantado, sí. Además, nunca me ha visto vestido de luces. Cuando toreo en festivales voy vestido de campero y él me preguntaba: "¿Cuándo te vas a vestir de luces?". Pues mira, este año me verá.

 

Por cierto, volviendo a 'Supervivientes', si Belén fuera a la isla, ¿te atreverías a concursar?

-(Risas) A ver, hay que ser realistas.