Kiko habló del conflicto con su hijo y se reconcilió con su hermano Francisco

"Jessica tiene miedo a que rapte al niño"

¿Y tú qué opinas?

Kiko Rivera

16 de octubre de 2013, 12:14

Semanas después de sentarse en el 'Deluxe', Kiko Rivera ha vuelto a un plató de Telecinco, en esta ocasión para charlar cara a cara con Ana Rosa Quintana a propósito de los conflictos que él mismo destapó en su última comparecencia televisiva.

Jessica y su hijo

Así, Kiko Rivera comenzó desmintiendo los rumores que aseguraban que había visto a su hijo hace apenas unos días en una gasolinera próxima a Eibar, donde reside actualmente su ex, Jessica Bueno, junto con su actual pareja, Jota Peleteiro: "Todavía no he visto a mi hijo", aseguró Kiko, a lo que añadió: "Ella me dice que puedo ver a mi hijo siempre que esté ella delante porque dice que tiene miedo a que lo rapte. Y eso está todo por escrito".

El hijo de Isabel Pantoja, dada la situación, ha optado por esperar al juicio por la custodia de su hijo que se celebrará el próximo 4 de noviembre y asegura que, ahora que Jessica está con su hijo en Sevilla, prefiere evitar verle en estas circunstancias, pese a llevar 5 semanas sin estar con él: "El ambiente está muy caldeado ahora mismo y creo que no es conveniente ni para mi hijo ni para nadie que yo vaya para allá y esté en su casa delante de toda su familia después de todo lo que se ha hablado, todo lo que se ha dicho, de cómo está todo".

En palabras de Kiko, ahora que Jessica está en Sevilla con el pequeño Francisco, a 15 minutos de su casa, es más duro controlar el impulso de ir a ver a su hijo: "Mi corazón me pide que vaya pero sé que puede pasar cualquier cosa y prefiero evitar una discusión o cualquier cosa". De hecho, Kiko hasta ha llegado a preguntarse si Jessica no habrá viajado a Sevilla para provocarle o hacerle más daño.

A propósito de la nueva vida de Jessica, su ex también ha querido manifestarse: "Jessica parece muy feliz. Aquí, el que está triste soy yo, que no veo a mi hijo". Y ha vuelto a arremeter contra la modelo: "Ahora que se está dando a conocer Jessica y que todo el mundo está viendo cómo es, pienso que todo era una mentira", aunque también ha reconocido que se equivocó en algunas de sus manifestaciones durante su entrevista en el Deluxe: "Cuando dije '¡Qué asco me das!' no es que ella me diera asco, sino que me da asco la situación que ella está haciendo que vivamos. Porque todo podría haber sido más fácil si ella hubiera firmado un convenio y se hubiera cumplido".

Polémica con su hermano Francisco

El hijo menor de Paquirri tampoco ha podido evitar responder a las preguntas acerca de si su hermano Francisco le invitó o no a su boda con Lourdes Montes: "Yo no tengo nada en contra de mi hermano, si que es verdad que no hemos tenido nunca una relación muy de hermanos. Yo no digo que él no me haya invitado, sí que digo que él no me ha llamado". Una aclaración que contradice la afirmación de Kiko en el 'Deluxe' y confirma lo que el mismo Francisco Rivera ha asegurado en los últimos días como respuesta a la acusación de Kiko. Claro, que Kiko no ha querido dejar pasar la oportunidad para calificar a su hermano Francisco como "un poquito prepotente".

Pocos minutos después, Francisco Rivera ha entrado por teléfono al programa para hablar con su hermano Kiko. Ha sido entonces cuando Kiko le ha pedido disculpas a su hermano por si algo de lo que había dicho le pudiera haber molestado y le ha pedido "tener una relación contigo, de hermano mayor a hermano mediano que soy y verte más a menudo, charlar contigo, que nos ayudemos mutuamente y tener esa alegría que papá querría que tuviésemos".

Una petición a la que Francisco también ha respondido con cariño, pidiéndole disculpas por no haberle invitado personalmente a su boda y con el deseo de hacer borrón y cuenta nueva para recuperar su relación de hermanos.