de vuelta

Isa Pantoja y Alejandro, besos después de la pelea

La pareja confirma que vuelven a estar juntos, tras haber vivido una pequeña crisis

Chabelita Pantoja Alejandro Albalá
isa pantoja y alejandro reconciliacion

Más Sobre...

Rupturas de famosos Parejas famosos

26 de noviembre de 2015, 14:32

¡Ay la juventud cómo nos revoluciona! Hoy te quiero, mañana me molestas, después ya nos reconciliaremos. Todo tan intenso como cambiante y, a veces, agotador. En una relación de poco más de un año, Isa Pantoja y Alejandro Albalá son los limpaparabrisas del amor: de acá para allá todo el rato. Ahora los hemos pillado en un momento en el que acaban de reconciliarse por lo que están 100% implicados en la pareja. ¡Bien por ellos!

Los besos de después de la pelea… (benditos sean)”, escribía la joven madre al compartir una foto de ella y de su novio en actitud muy cariñosa. Esta ha servido de confirmación definitiva de su reconciliación, aunque desde el ‘Programa de Ana Rosa’ ya habían apostado por su vuelta. Los periodistas vieron entrar y salir a Albalá de la casa que ha estado compartiendo con la veinteañera y que abandonó la semana pasada, llevándose consigo todas sus maletas. Ahora ha vuelto a dormir a su lado, puesto que ha sido visto abandonando el bloque de pisos a primera hora de la mañana lo que indicaría que pasó la noche allí. En esa casa, además de Chabelita, vive su hijo Alberto y Dulce, la niñera y mujer de confianza de la joven.

Relacionado con esta noticia

Estos días de ruptura parece que Isa los ha pasado muy arropada por la música de un cantante en concreto, y no es su madre… hablamos de Joaquín Sabina, que siempre viene bien para los temas de desamor y al que le ha dedicado algunos de sus tweets con frases extraídas de sus canciones. Ha parafraseado al ubetense al recordar ‘Dos Camas Vacías’, con esa estrofa que dice: “antes de que me quieras como se quiere a un gato, me largo con cualquiera que se parezca a ti”, aunque también ha tenido tiempo para el reggeton porque, no lo olvidemos, solo tiene 20 años y sus relaciones son como la música de su iPod, tan cambiante como intensas.

Relacionado con esta noticia

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...