Entrenará a la selección de balonmano del país a las órdenes de su amigo Valero Rivera

Iñaki Urdangarin tendrá trabajo en Qatar

¿Y tú qué opinas?

Iñaki Urdangarin
GTRES

8 de abril de 2013, 10:57

Según informa nuestra colaboradora Mariangel Alcázar, el marido de la infanta Cristina ha aceptado aceptar el ofrecimiento de Valero Rivera y trabajar con él para la selección de balonmano de Qatar. Iñaki Urdangarin ya le ha comunicado al Rey su decisión de trasladarse a Doha, donde podrá viajar pese a su imputación en el caso Nóos, si bien tendrá que regresar para enfrentarse al juicio si resultara inculpado.

Por el momento, la idea de Urdangarin es viajar solo a Qatar para conocer los detalles de su trabajo y la duración del mismo; si la estancia se prolongase más allá del verano, es posible que la infanta y sus hijos se trasladasen a la capital qatarí junto con su padre y esposo

Informa Alcázar de que Rivera y Urdangarin mantienen una amistad que se remonta a la adolescencia del marido de la infanta Cristina. Cuando la familia Urdangarin dejó Barcelona para regresar al País Vasco, Valero recibió el encargo de los padres de Urdangarin de velar por sus estudios y su carrera deportiva después de que Iñaki fichara por el Barça de balonmano.

Por otro lado, y según informes de Hacienda hechos públicos durante el proceso, el Instituto Nóos llegó a facturar a Valero Rivera Asesoramiento Deportivo SL, la empresa del entrenador, por unos 60.000 euros, en concepto de unas jornadas de patrocinio deportivo en las que participó el duque de Palma; a una de esas jornadas, celebrada en Lanzarote en julio de 2006, corresponde la foto de Urdangarin y Rivera que ilustra este artículo.

Más Sobre...
Temas Relacionados

Lo más visto

  1. "Bárbara y Adara se metieron en un bucle demasiado espeso y me empezaron a hartar un poquito"
  2. ¿Quieres saber a qué famosa te pareces?
  3. El cambio radical de Kate Moss
  4. ¿Qué ha pasado para que Beatriz Luengo esté llorando como una Magdalena?
  5. Primeras imágenes y mensaje incendiario de Alba Carrillo desde Laponia