Centrados en el pequeño Martín y en los pequeños placeres caseros

Iker Casillas y Sara Carbonero, su vida familiar

1 / 7

1 / 7

Un ángel de la guarda en la cuna de Martín

2 / 7

Sara cocina una receta de su madre, el arroz al horno, “un plato con el que se me saltan las lágrimas”, dice

3 / 7

La medalla de Sara

4 / 7

Martín ya tiene mejor amigo, un muñequito llamado Bichino

5 / 7

Sara bromea con que es experta en estilismos del tipo ‘arreglá’ pero informal para estar por casa

6 / 7

Martín posa con su bisabuela, la abuela de Iker

Más Sobre...

Familias Periodistas famosos

17 de marzo de 2014, 11:52

Una medalla en el cuello de Sara Carbonero lleva grabada la fecha en que llegó la dulce revolución a su vida y a la de Iker Casillas, y el nombre del responsable: Martín, 3-1-2014. Han pasado poco más de dos meses desde que se convirtieron en papás y, según Iker, su niño “tiene buenas mollitas, es un bendito, dueme bien y come mucho”. El capazo de nacimiento –que teóricamente tendría que haberle durado hasta los tres meses– se le ha quedado pequeño.

Muy pronto, pilates

Sara está de baja maternal y pasa mucho tiempo con su madre, que parece que le está dando unas clases magistrales de cocina. “A mí me cuesta ponerme, para qué me voy a engañar, no tengo nada que hacer a su lado”. De momento, para cuidar su figura se está haciendo masajes drenantes. Muy pronto retomará las clases de pilates con ejercicios específicos para el abdomen y volverá a anudarse las zapatillas para salir a correr. Durante el embarazo, se aficionó al punto –tejió una bufanda y un gorro– y ahora está ‘engachanda’ a esta práctica que le enseñó su abuela de pequeñita.

Y es que Sara Carbonero e Iker Casillas no podrían estar disfrutando más de su vida familiar con el pequeño Martín.

Más Sobre...

Loading...