Su adolescencia estuvo marcada por el racismo y la homofobia

Han: "Estoy enamorado de Aritz"

Tras su expulsión, el concursante de ‘GH 16’ nos abre su corazón, roto y esperanzado a partes iguales

Han, concursante de Gran Hermano 16

23 de diciembre de 2015, 07:00

Contra todo pronóstico, Han (21), el chino granadino de ‘GH 16’, no ha sido uno de los protagonistas de la gran final, pero la audiencia vive con expectación su historia de pasión con Aritz, el vasco heterosexual que ha acabado rendido a sus encantos orientales. Cuando llega a la entrevista con Lecturas lleva en el cuello un chupetón, vestigio de su última tarde de amor con Aritz, y en el corazón, la pena de no haber terminado el concurso a su lado. A pesar de ser uno de los concursantes más divertidos de esta edición de ‘Gran Hermano’, Han nos desvela en exclusiva su duro pasado, marcado por la tensa relación con sus padres, y el racismo y la homofobia que padeció a su llegada a España.

¿Crees que no has llegado a la gran final por ser chino?
No creo, pero Raquel dijo que prefería que ganara un español a un chino. Fue feo el comentario.
¿Cuándo llegaste a España?
Primero llegó mi madre. Fue en 2005. Era periodista en China y lo dejó todo. Mi padre y yo llegamos en 2008. Viví tres años con él.
¿Cómo fue vivir con él?
Nos veíamos poco. Yo estudiaba y él, además, era alcohólico.
¿Te llevabas bien con tu padre?
Ni sí, ni no. Mi madre me contó que mi padre era gay de joven.
¿Se separaron por eso?
Dicen que mi padre tuvo una relación con un chico mayor cuando era joven. Luego, después de casarse con mi madre, le puso los cuernos con mujeres. Hace solo cuatro meses que mi madre tiene el divorcio.
Tú eres gay. ¿Crees que tu padre realmente lo es?
Creo que no. Lo pillé varias veces con otras mujeres.
¿Fue duro?
Yo solo lloraba. Tenía nueve años.

Relacionado con esta noticia


¿Cuándo le contaste a tu padre que eras homosexual?
Se lo contó mi madre. Mi padre me dijo que eran tonterías de juventud, que se me pasaría, y que lo importante en esta vida era tener un hijo, no un hija. Ya no tengo nada que hablar con él.
¿Cuándo se lo dijiste a tu madre?
Un día, antes de irme a estudiar a Madrid, mi madre me cogió por el brazo, algo que nunca hace, y me preguntó si mi orientación era ‘normal’. Me contó lo de mi padre y me explicó, también, que eso era una cosa de juventud, que se me pasaría y sería heterosexual. Pero desde que descubrió que me gustan los chicos mayores, con barriga, barba y buena gente, y que nunca me iban a gustar las chicas, me rechaza. Discutimos y me llama marica. Yo lloro.
¡Pero si tu madre te adora!
Sí, pero no le gusta.
¿Sufriste mucho cuando llegaste a España?
No sabía nada de español, iba al colegio y no podía hablar con nadie. El principio fue un infierno, me pusieron en una clase de gente conflictiva y me trataban muy mal. Me cogían el bocadillo y un día me robaron 220 euros, todos mis ahorros. Me pegaban y yo me defendía.
¿Has sufrido discriminación?
Me llamaban chino maricón de mierda. Estaba muy dentro del armario y no me atrevía a decir que era gay. No podía defenderme. Aquello duró tres años, hasta que conocí a mis amigas.

"Me sentí como un juguete, como la muñeca hinchable de Aritz. Pensé que jugaba con mis sentimientos y con mi cuerpo"

¿Cómo aguantaste tres años?
No lo sé. Estaba muy solo.
¿No había ningún compatriota tuyo con el que pudieras hablar?
Había alguno mayor que yo, pero no quería hablar con ellos porque hubieran descubierto que soy gay. Estaba atrapado.
Ahora estudias en Madrid.
Llevo dos años en Madrid. Al principio estaba en una residencia del Opus Dei. Llevé a mi primer novio a mi habitación y casi nos pillan en la cama. Acabaron echándome. Después, he vivido en muchos pisos compartidos.
¿Con cuántos años tuviste tu primera relación sexual?
Con 18 años. Y con nueve di mi primer beso a un chico en China.
¿Cuántos novios has tenido?
Tres, todos son mayores que yo. Aritz me encanta hasta en eso, porque solo tiene 25 años y aparenta ser mayor.
¿Has tenido suerte en el amor?
Ni fu, ni fa.
Dices que te gustan los chicos con barriga y Aritz no tiene…
Da igual. Marta me dijo que buscara un chico con barba y bueno, que lo de la barriga ya la sacaría yo.
¿Ligas todas las noches cuando sales de fiesta?
Salgo a divertirme, no me gusta pillar por pillar.
¿Qué te ha dicho tu madre de Aritz y de tu relación con él?
Me ha dicho que me olvide de Aritz, que me ha tratado muy mal. Me dice que no quiere verme sufrir más.
¿Y tú qué le dices?
Que me deje en paz. Nunca he hablado de chicos con mi madre.
¿Y has llegado a hablar con la madre de Aritz?
No, tampoco con su amiga. Creo que no soy bienvenido en la familia de Aritz.
¿Te entristeces al sentir ese rechazo?
Su madre aún no me conoce, le cocinaré alguna cosa a ver si cambia de opinión.
No parece que Aritz y tú lo vayáis a tener fácil cuando salga.
Aritz es bastante libre.
¿Conocías a Aritz antes de entrar en la casa?
No lo conocía de nada. Lo que dicen por ahí es mentira.
Nada más empezar el concurso empezasteis a dormir juntos.
La segunda semana, porque yo soy muy friolero. Poco a poco empecé a dormir con él y nos abrazábamos.


Sabías que Aritz era heterosexual.
Siempre ha dicho que no tiene etiquetas, que se enamora de personas. A veces pienso que le puedo estar haciendo daño, quizá no tenía que haberlo sacado del armario. No sé si Aritz es gay o no. Puede que sea ‘heterocurioso’, porque ha dicho que esto que le ha pasado es efímero, que cuando salga recuperará su vida normal.
No cuenta contigo.
Me duele, pero ya veremos qué pasa.
¿El cuerpo de Aritz dice una cosa y su cabeza, otra?
Los hechos y los dichos de Aritz se contradicen. Me dice que me ve como amigo, pero luego me abrazaba por la noche.
¿Estás obsesionado con Aritz?
Eso creía, pero ahora sé que estoy enamorado.
¿Aritz está enamorado de ti?
Creo que siente algo más que amistad por mí. He llegado a pensar que somos muy amigos con derecho a roce.
¿Aritz te ha roto el corazón?
En realidad, sí. Un día contó lo que no le gustaba que le hicieran al mantener relaciones sexuales y era justo lo que yo le hacía a él. Me entristeció mucho. Creo que lo hizo para cabrearme, porque en ese momento estábamos enfadados. Después me llamó loco, enfermo y maltratador psicológico. Me sentí mal.
¿Cómo te sentiste al enterarte de que tenía una persona especial que lo esperaba fuera?
Me puse a llorar. Me sentí traicionado e intentaba consolarme diciéndome que solo éramos amigos. ¿Pero por qué tonteaba entonces conmigo? Los celos llegaron luego.

"Nos masturbarnos debajo de la manta, nunca hemos llegado a la penetración y Aritz sigue esperando ver a su persona especial para explicárselo todo"


¿Es una mujer la persona especial de Aritz?
Creo que sí.
¿Crees que Aritz ha mantenido relaciones con otros hombres?
Lo deduje porque cuando se lo pregunté me respondió: “Queda una semana, tengamos la fiesta en paz”.
¿Te ha hecho mucho daño Aritz?
Los dos nos hemos hecho mucho daño.
¿Te arrepientes de haberle metido mano sin su consentimiento?
Muchísimo.
¿Entiendes, entonces, por lo que ha pasado Aritz?
[Silencio] Ahora sí. Creo que para Aritz ha sido difícil. Él se ha excitado con un hombre y está sorprendido consigo mismo.
¿Qué has sentido al ver tus imágenes con Aritz en la cama?
Me veo muy atrevido con él, me veo pesado, todo el día encima de él. Creo que lo he agobiado. ¡Menos mal que han salido también los vídeos en los que me besa y me abraza!
Cuando Aritz vea las imágenes en las que es evidente que mantenéis sexo, ¿lo soportará?
Creo que no, aunque será peor verse diciendo que a él gusta tener sexo en la calle. Le importa mucho su privacidad.
¿Crees que Aritz ha jugado con tus sentimientos?
Lo llegué a pensar, porque me sentí como un juguete, como la muñeca hinchable de Aritz. Pensé que estaba jugando con mis sentimientos y también con mi cuerpo. Ahora no quiero pensar mal de él, porque es buena persona.
¿Te ha decepcionado?
Sí. Después de besarse conmigo, de masturbarnos debajo de la manta, porque nunca hemos llegado a tener penetración, sigue esperando ver a su persona especial para explicárselo todo.
Aritz y tú habéis discutido muchísimo en esa casa…
Somos muy cabezones los dos y hemos peleado por tonterías.
Él te acusa de hacerte la víctima.
No es así. Aritz siempre me decía que no quería hacerme daño.
Ha sido impresionante verle llorar, parecía más duro.
Fuera del edredón Aritz era de una manera y dentro, de otra. Me dolió que en mi despedida me hiciera la cobra para no besarme.
¿Qué le gusta a Aritz de ti?
Me dice que soy un amigo leal y muy gracioso. A Aritz le cuesta mucho expresar sus sentimientos.
A ti te gusta mucho…
Nunca me cansaría de besarlo.
¿Es un gran chico en todos los sentidos…?
¡Qué pillina eres! Me gusta su tamaño, es muy sexual y dominante.
¿Qué sentías cuando manteníais relaciones debajo del edredón y no dejaba que lo contaras?
He esperado tres meses para contarlo y puedo decir que ha valido la pena.
Después de que te rechazara tantas veces, ¿se te pasó alguna vez por la cabeza decirle que no querías sexo con él?
No.
Sofía está convencida de que Aritz ha mantenido relaciones contigo estos últimos días como una estrategia para ganar.
Ya le dije que eso es una cosa entre Aritz y yo. Yo nunca me metí en su relación con Ricky.
¿Crees que tenéis futuro Aritz y tú como pareja?
Me encantaría, la verdad. Yo lo voy a esperar, voy a serle fiel. Espero que podamos hablar cuando salga de la casa.
¿Quién crees que ganará?
Creo que ganará Sofía, aunque quiero que gane Aritz.

Por Karmele Izaguirre. Fotos: José Jiménez Estilismo: Antonio Núñez. Ayte estilismo: María Ortega. Maquillaje y peluquería: Marisa Jiménez y Charly C F.

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...