Acudieron juntas, sin José Fernando

Gloria Camila y Ana María Aldón visitan a Ortega Cano en la cárcel

¿Y tú qué opinas?

Gloria Camila y Ana María Aldón
Gtres

28 de abril de 2014, 09:45

Ortega Cano ingresaba el pasado 23 de abril en la cárcel de Zuera (Zaragoza) para cumplir su condena de dos años y medio de cárcel. Dos días después, su mujer, Ana María Aldón, y su hija, Gloria Camila, acudían juntas a verle.

Era la primera visita del torero desde que ingresara voluntariamente en la cárcel, apurando las horas antes de que el juez le obligara a cumplir la sentencia que le condena por la muerte de Carlos Parra.

Las dos mujeres no podían ocultar su tristeza y su preocupación. Ana María, que llegó cargando una maleta con ropa y objetos personales para su compañero, salía del centro penitenciario abrazando por los hombros a la hija de Ortega Cano, que afronta la etapa más difícil de su vida tras la muerte de su madre, Rocío Jurado. Quien no lo hizo fue su hijo, José Fernando, que vive en Sevilla desde que abandonara el centro de rehabilitación Hipócrates, en Barcelona.

Cabizbajas y con el semblante desencajado, Ana María y Gloria Camila regresaban a casa y se despedían antes de coger el coche de regreso a casa. Será una larga semana antes de poder volver a ver a Ortega Cano. Para estar más cerca de él, la que fuera frutera de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) se ha trasladado a vivir a Zaragoza con su hijo, el pequeño José María. Gloria Camila, sin embargo, sigue en Madrid, donde está matriculada en el colegio y vive a la distancia esta separación física y emocional de su padre, a la espera de poder volver a visitarle en la cárcel el próximo fin de semana. ¿Acudirá también José Fernando?

Más Sobre...