Ya se enfadaron por un bocadillo de salchichón

Fuerte bronca de estilistas en 'Cámbiame'

Natalia se molesta porque no la dejan hablar y Cristina la abronca por abandonar el plató

Natalia Ferviú y Cristina Rodríguez discuten en 'Cámbiame'

Más Sobre...

Cámbiame

23 de enero de 2017, 15:48

Son puro amor, buen rollo, respeto y camaradería, pero hoy estaban los ánimos crispados en el plató de 'Cámbiame', y todo por un cambio instantáneo. Nagore recorría la pasarela del programa pidiendo un estilismo más femenino y a Natalia, que lucha porque no haya diferencias de géneros en las formas de vestir, no le ha gustado el planteamiento del cambio. Enconada por "defender los valores que creo que tengo que defender", Ferviú le ha querido hacer ver a la joven que no necesita cambiar para sentirse más femenina, porque ya lo es por el simple hecho de ser mujer. Sin embargo, ha visto que mientras pronunciaba su disertación, Pelayo y Cristina iban corriendo hacia Nagore para decirle que su 'look rockabilly' funcionaba. La estilista se ha sentido dolida por la actitud de sus compañeros y por sentirse ignorada. Ya lo estaba avisando mientras intentaba artocular su discurso, "mira que me enciendo", decía. Entonces, se ha levantado y ha dicho: "Es que para estar así me voy a mi casa".

Relacionado con esta noticia

Sus compañeros se han quedado perplejos por su conducta y Pelayo ha ido a buscar a Natalia. De nuevo en plató, ha declarado que "no me he ido enfadada, sino aburrida por el tema que se estaba tratando". Cristina ha interpretado el gesto de su compañera como una actitud infantil y la ha reprendido: "Si te aburres, te aguantar, porque no pagan para hacer esto y tenemos que respetar también al equipo". Las palabras de Rodríguez han sentado aún peor a Natalia que ha admitido dolida que "me alucina que, porque salga del plató, se arme un drama cuando, si vosotros salís, no pasa nada". La tinerfeña ha expresado que se ha sentido dolida por que creía que "estaba diciendo algo importante y os habéis puesto a interrumpirme" y se ha ido porque pensaba que "no se me estaba tomando en serio". "Solo pido que se me respete", ha sentenciado Natalia.

Cristina y ella han seguido discutiendo ante la cara de póker de Pelayo y de Nagore, con cara de circunstancias por el tono que había cogido su visita. La estilista de Benidorm, que se ha dado cuenta de que se había salido todo de madre entre ellas, y ya no hacían ni caso a la joven que había venido buscando un cambio, se ha dirigido a ella y le ha dicho: "Perdóname el pollo pero, de vez en cuando, la familia también se enfada".

La discusión la ha zanjado Pelayo con un "¡Hala! Ya os habéis enfadado hasta la próxima vez".

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...