No levantan cabeza

La fatalidad se ceba con la familia Ortega Cano

Carmen, la hermana pequeña del torero, está ingresada en el mismo hospital en el que era intervenido su hermano

Mari Carmen Ortega Cano

14 de marzo de 2017, 13:35

Ni un momento de tregua para respirar aliviados han tenido en el seno familiar de José Ortega Cano desde que la semana pasada se sometiera a un cateterismo cardíaco y ayer lunes por fin, abandonara el hospital. El domingo, mientras el torero aún estaba recuperándose en su habitación de hospital, la familia volvía a vivir momentos de angustia esta vez por Mari Carmen Ortega, la hermana pequeña de José. Mari Carmen empezó a sentir un inaguantable dolor e ingresaba también en el Hospital HM Montepríncipe de Boadilla del Monte (Madrid), el mismo centro hospitalario donde había sido intervenido el diestro.

Relacionado con esta noticia

Los médicos que la atendían determinaban que se trataba de una infección que, a estas horas, se encuentra ya controlada y la salud de la pequeña de los Ortega Cano no corre ningún peligro. De momento, se ha preferido que continúe ingresada así que, mientras José Ortega Cano abandonaba el hospital con voz aún débil, a su hermana le tocaba ahora recibir toda la atención y los cuidados de la familia.

Por lo que se ha podido saber, el diestro ha tenido mucha suerte, pues si se hubiera agravado su situación, habría tenido que entrar a quirófano pero para someterse a una operación a corazón abierto. Una intervención más arriesgada, sin dudas, que el cateterismo cardíaco al que fue finalmente sometido el jueves pasado.

Acompañado de su pareja Ana María Aldón, el torero abandonaba ayer lunes el Hospital Montepríncipe para seguir con su recuperación desde su casa, pero también para descansar de las tensiones acumuladas en las últimas semanas por la complicada situación de José Fernando Ortega, que se encuentra en prisión.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...