Pelillos a la mar

Famosos y afectados por la calvicie

Por genética o por efectos secundarios de su trabajo, los famosos también pierden pelo

1 / 12

1 / 12

Carlos Lozano

2 / 12

Rafa Nadal

3 / 12

Hugh Laurie

4 / 12

Kiko Rivera

5 / 12

Bruce Willis

6 / 12

Jude Law

7 / 12

Pep Guardiola

8 / 12

Príncipe Guillermo

9 / 12

Príncipe Harry

10 / 12

Nicolas Cage

11 / 12

Rafa Mora

26 de enero de 2016, 20:45

Cantaban Mecano aquello de "entre el cielo y el suelo hay algo, con tendencia a quedarse calvo de tanto recordar". No sabemos si es de recordar o por una genética tirando a mala, pero lo cierto es que hay muchos Vips masculinos que están viviendo la peor de las pesadillas en un hombre: quedarse calvo.

El pelo, esa mata esponjosa que corona nuestras cabezas, de toda la vida ha sido símbolo de cosas buenas: de fertilidad, de abundancia, de hombría...Y perderlo es sinónimo de edad, mala vida y estrés. Las connotaciones que tiene quedarse calvo nunca suelen ser buenas. Para solucionarlo hay atajos (el peinado a lo 'Anasagasti', implantes, peluquines) aunque la solución solo suele una y definitiva: asumir el destino y raparse.

Relacionado con esta noticia

Pero oigan, no hay nada más sexy que un hombre orgulloso de su calva, igual que no hay nada más sexy que una mujer segura de sus curvas (o de la ausencia de ellas si esa es la naturaleza de su cuerpo). Asumir la calvicie denota madurez y responsabilidad. Afferarse a los cuatro pelos que se quedan solos en lo alto de la coronilla tiene más que ver con no saber asumir el cambio que con la estética.

De hecho, hay muchos calvos a los que ya no podemos imaginar con pelo y que ya nos gustan así: miren si no a Pep Guardiola, que ganó niveles 'hot' desde que combina rapado y canas. O Bruce Willis, al que vemos en sus fotos de los 80 con pelo y nos da la risa.

Algunos no se están quedando calvos exactamente, simplemente no pueden evitar el discurrir de sus entrada (hola, Jude Law). En casos extremos, la calvicie incipiente acaba conviertiéndose en cuestión de estado, como ocurre con los ingleses y la alopecia galopante que ataca a sus 'Royals': el Príncipe Charles se lo toma a chiste, pero los británicos lloran un poquito por dentro cuando ven a su Príncipe Harry con esa pista descubierta que tiene en la cabeza.

En otras ocasiones, la pérdida de pelo tiene que ver más con los gajes del oficio que con la genética: Rafa Nadal va perdiendo pelo a base de ganar copas de tennis.

Repasamos en esta galería los calvos que ya no peinan canas.

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...