Corte y confección

Eugenia y Coronado, unidos por la Pantoja

Mariángel Alcàzar
José Coronado junto a Eugenia Martínez de Irujo

16 de julio de 2015, 09:01

Dicen que cualquier persona del mundo está ligada a otra por relaciones encadenadas en seis grados. Lo cierto es que en el mundo de los famosos no hacen falta tantos grados, no sé como lo hacen pero parecen vivir en perpetua endogamia. El último romance del verano no solo ha unido a Eugenia Martínez de Irujo con José Coronado sino a la ex mujer del hermano de padre de Kiko Rivera con el actor que rompió la viudez de Isabel Pantoja. Es decir, Eugenia estuvo casada con Fran Rivera, hijo de Paquirri cuya viuda tuvo un romance con Coronado, mientras rodaban juntos la película “Yo soy esa”. Ya ves tú lo que son las cosas.
La impresión que ha causado el descubrimiento del calentón veraniego de la duquesa de Montoro y el apuesto galán ha sido de órdago, tanto que ha dejado en segundo plano el romance otoñar de Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa que, a su vez, desplazó del mapa a la pareja formada por María Teresa Campos y Edmundo ‘Bigote’ Arrocet.
Seamos sinceros, ella, la duquesita es quien ha despertado las mayores envidias, finalmente el es uno de los hombres más deseados de España y parte del extranjero y ella pues no tanto, la verdad. Pero no contábamos con el amor que todo lo puede y a todos nos iguala. El amor y los tacones, porque la hija de la fallecida duquesa de Alba se ha tenido que subir a unas sandalias con plataformas de varios pisos para poder estar a tiro cuando los besos se cruzan y hay que pillarlos al vuelo y empotrarlos entre boca y boca. Digo que Eugenia se ha ligado a Coronado porque en esta pareja él parece más inaccesible que ella, no porque el chico (bueno señor que tiene 58 años, estupendos pero 58), no esté disponible para mantener una relación, casi siempre está soltero y siempre, sin compromiso, sino porque tiene tanta oferta que resulta imposible encontrar un hueco en su agenda. Seductor, conquistador es del tipo “pan para hoy, hambre para mañana”, o también de los de “arrancada de caballo, parada de burro”, que sería la manera de explicar que se enamoran con intensidad pero bastante a menudo. Seguro que ligar con Coronado es como si te tocara la lotería y te hicieran gastarte el dinero en un solo día. Tienes la impresión de que no va a durar para siempre.
Al actor, que hace 27 años tuvo un hijo con Paola Bosé y hace 11, una niña con Mónica Molina,  las novias le duran poco y las esposas, nada porque aún no se ha casado. Como todos los guapos encantadores tiene lista de espera y, así, con tanta oferta es difícil decidirse. Eugenia se casó con el torero Fran Rivera porque se encaprichó de él y el de ser duque, tuvieron una hija, Cayetana por la que de vez en cuando aún litigan, y se divorciaron después de que ella comprobara que también toreaba fuera de casa. Fran era seis años más joven que Eugenia que le llevaba diez años a su siguiente amor, Gonzalo Miró. Ahora, la duquesa de Montoro ha elegido a un caballero que le lleva once años pero que, desde luego, es mucho más guapo que cualquiera de sus anteriores conquistas. En fin, una relación inesperada a la que ya hacen vudú todas las que, y me incluyo, no entienden lo que Coronado ha visto en Eugenia, porque lo que ella ha visto en él es evidente.

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...