La mansión de Feliciano

Este es el ‘casoplón’ del que se tuvo que ir Alba Carrillo

El tenista abrió las puertas de su asombrosa vivienda a Bertín Osborne

Bertín Osborne Alba Carrillo Feliciano López
1 / 11

1 / 11

Salón. Salón chill-out

2 / 11

Comedor

3 / 11

Bodega

4 / 11

cocina. Cocina

5 / 11

Una casa muy luminosa

6 / 11

Solarium

7 / 11

Pista

8 / 11

obras de arte. Obras de arte

9 / 11

Salon para rejalarse. Salon con cine

10 / 11

Spa

Más Sobre...

Televisión Modelos Casas de famosos Supervivientes Tenistas famosos Telecinco Mi casa es la tuya

19 de julio de 2017, 10:27

Hace solo un año, Alba Carrillo se encontraba en plena mudanza. La modelo deshacía toda una vida montada en la casa que había compartido con su hasta entonces marido, Feliciano López, y se veía volviendo con papá y mamá. La separación era una realidad y el ‘cese de la convivencia’ también. Hasta entonces había vivido plácidamente en la mansión que el tenista había hecho construir en una de las mejores zonas de Madrid, Pozuelo de Alarcón (el municipio con mayor renta per cápita de España), una vivienda de esas que ahora tanto ‘pitan’ y que no tienen nada que ver con la casa-museo de Ángel Garó. Minimalismo, grandes ventanales, líneas rectas, mucho blanco… y dentro, en sus más de 600 metros cuadrados, espacios abiertos, una cocina preparadísima y diáfana, cuatro dormitorios con baño incluido, habitaciones para el servicio doméstico que trabaja en la casa, dos plantas más sótano, donde se encuentra la bodega y el gimnasio (con zona de spa).

Relacionado con esta noticia

El tenista se hizo con el terreno en 2012, contó Alba Carrillo en su día, “unos pocos meses antes de que nos conociésemos”, y pronto se convirtió en el proyecto común de la pareja. Ella hablaba siempre de que se estaba encargando de la decoración, “de aportar el toque femenino”, el mismo que se tuvo que llevar de ahí una vez se hubo acabado la relación. A la cita con Bertín tampoco faltaron ni el hermano de Feli, ni su madre, esa que también estuvo presente cuando Alba estuvo recogiendo sus bártulos, según la modelo, para que esta no cogiese nada que no le correspondía.

Fue breve pero intenso. En esta casa Alba y Lucas estuvieron escasos meses. Hicieron la mudanza a finales de 2014, a pocos meses antes de casarse el 17 de julio del 2015, y al verano siguiente ya estaban recogiendo sus bártulos. Ahí, la que un día fuera una familia feliz, disfrutó de tardes de juegos en la piscina del chalet, bronceados en el solárium y cenas de comida rápida los viernes. Ahora, Feliciano tiene su terreno de más de mil metros cuadrados para él solo. Bueno, para él, sus padres y su hermano. Como con la familia de uno...

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...