La madre de Juan Manuel, su gran apoyo

"Estaba perdido y ha encontrado su camino"

¿Y tú qué opinas?

17 de agosto de 2013, 07:54

Entrar en el hogar de Juan Manuel Sánchez en el pueblo almeriense de Albox es algo así como entrar en su propia vida: nos recibe una primera casa de persianas cerradas, a oscuras, clausurada para la vida diaria y, tras cruzar un patio con una piscina, llegamos a otra casa, la actual, llena de luz, de vistas, de espacios abiertos y sonidos vivos. Como la nueva vida de Juan Manuel, tal como nos cuenta su propia madre en un momento del encuentro: “Ha pasado de estar perdido a encontrar su camino”. De su nueva vida, nos habló el ganador de ‘MasterChef’ para Lecturas en el jardín de su casa de Albox.
 

 ¿Cómo te sientes, ya has asimilado tu triunfo en ‘MasterChef’?
 -Sí, el primer momento fue un estado de shock, la verdad, porque yo no me lo esperaba para nada. Pero a base de trabajo, esfuerzo y sacrificio se pueden conseguir muchas cosas. Cuando a mí me dieron la oportunidad de entrar, lo que tenía claro es que no quería desperdiciar el momento sino que debía intentar dar todo lo mejor de mí.
 Pero ¿te costó asimilarlo?
 -Me costó bastante trabajo asimilarlo. Me pasé varios días que no me lo podía creer pero conforme va pasando el tiempo estoy muy contento con el paso que he dado.
 ¿Cuáles son tus planes ahora?
 -Empiezo el curso de Cordon Bleu en Madrid el 30 de septiembre hasta junio. Son 9 meses, un curso súper intensivo. Es el ‘Grand Diplome’, que lo abarca todo en general. Me hace mucha ilusión.
 Alguna oferta de trabajo te habrá llegado ya.
 -Sí, sí. Tuve una oferta de trabajo muy interesante por parte del grupo de restauración Bilbao Berría, con sede en Bilbao y Barcelona, pero les he dicho que me tenían que esperar a que acabase el curso. Yo los estudios los quiero hacer y terminar todos los grados. La formación es fundamental y sería imperdonable que no aprovechara esta magnífica oportunidad que he tenido la suerte de ganar.
 Tu deseo de ser cocinero, ¿de dónde viene? ¿Qué es lo que te despierta la pasión por la cocina?
 -Naces con ello. Yo, por ejemplo, con 4 o 5 añillos veía a mi madre cocinar, cogía un taburete que tengo ahí, en la cocina, y me subía, quería observar. También a mi abuela, que en los 60 emigró a Francia y estuvo trabajando en casa de unos marqueses como cocinera. Ella se vino, al poco de nacer yo, y prácticamente yo he vivido con ella porque mi madre, maestra de educación infantil, estaba en el colegio. Yo le decía “¡Abuela, déjame que lo haga yo!”
 Y tu madre, tus hermanos, tu novia, ¿cómo llevan todo lo que te ha pasado este año?
 -Muy bien. Mi madre está con el corazón muy abierto. Y al ver que con el esfuerzo que estoy haciendo, las ganas de superarme, y que estoy cumpliendo mi sueño, que sigo hacia adelante, ella está súper contenta a pesar de que me tenga que ir. Mi novia está también feliz de lo que he llegado a conseguir y de ver cómo estaba antes a cómo estoy ahora. Me dice “¡te ha cambiado hasta la cara!”
 Supongo que has alcanzado esa madurez de valorar los buenos momentos porque también los hubo muy duros, tras el golpe de la muerte de tu padre.
 -Como persona, uno se para a pensar: “¿Quién soy yo?” Y en esos momentos malos tenía mis proyectos pero no podía ni tirar para un lado ni para otro. Y ahora quiero y he podido.
 Y ahora sabes quién eres. Y eres lo que quieres ser.
 -Sí. ¡Soy Juan Manuel, soy feliz y soy cocinero!

Temas Relacionados