Tras su salida de GH VIP

Esta semana, en Lecturas, Rosa hundida

Culpa a Belén Esteban de su fracaso en la tele

2 de marzo de 2016, 07:00

portada 3337

Esta semana te volvemos a traer la mejor actualidad rosa. ¡Atentos a todos estos temas que te ofrecemos en el nuevo número!

- Rosa, hundida, culpa a Belén de su fracaso en la tele. Rosa Benito está tocada y hundida tras su desastroso paso por ‘GH VIP’, de donde acaba de ser expulsada por aclamación popular. Los telespectadores que un día la auparon a la fama, la abuchean ahora, mientras sus enemigos se multiplican. “No me ha echado el público”, asegura Rosa negándose a asumir la cruda realidad. Las primeras palabras que la Benito dedicó a la audiencia tras ser expulsada dejaban clara su actitud prepotente. “No voy a consentir que me abucheen”, retaba a las personas que proferían gritos contra ella y haciendo frente a los que la acusan de no haber dado espectáculo en el ‘reality’ gritaba: “Si soy un mueble, soy un mueble caro”... Y lo es. Muy caro.

- La historia de amor que cambió la vida de Ricardo Darín. Cuenta él mismo que cuando su hija Clara (24) era pequeñita le pedía a su mujer que no dejara ver a él –“a papá”– el informativo. “Siempre llora”, decía la niña preocupada. Ese padre que llora frente al televisor es Ricardo Darín (59). Ese actor argentino, ya casi de culto en nuestro país, que se emociona con las pequeñas cosas, que llora por “las injusticias” y que no puede evitar que se le corte la voz recordando a su padre 27 años después de su muerte: “Sigo hablando con él”, asegura.

- Jaime Cantizano; "Va a ser niño". Dice que es la mejor noticia que podría dar. Lecturas la adelantaba en exclusiva hace una semana: Jaime Cantizano será padre por gestación subrogada. A nuestra revista le ha dado también sus primeras declaraciones tras hacerse pública su feliz paternidad. Será niño y para agosto lo tendrá entre sus brazos. El primer nombre que baraja es el de Leo. Del proceso no quiere hablar, solo que ha sido muy duro y que, a veces, pensó que era demasiado incluso para él. Pero ahora que todo va bien, la futura felicidad le resarce los dos años y medio de espera. Porque llega en un momento de plenitud absoluta, confiesa. Y eso que afronta la aventura soltero. Pero no le importa. Dice que, con 42 años, es cuando le llega lo mejor. Hablamos con él con motivo de los premios de Cadena Dial, su casa desde hace tres años.

Todos estos temas y muchos más ¡ya en tu quiosco!

Noticias relacionadas

Loading...