Falleció cuando tenía 21 años

El emotivo recuerdo de Antonio Orozco a su padre

No pasa un día sin que el cantante se acuerde de su padre, que le dejó mucho antes de poder verle triunfar

Antonio Orozco
1 / 5

1 / 5

Antonio Orozco. Un momento agridulce

2 / 5

Antonio Orozco. "No me vio triunfar"

3 / 5

Antonio Orozco. Su mayor apoyo

4 / 5

El drama oculto de Antonio Orozco. "Le echo de menos"

Más Sobre...

Familias Hijos de famosos Homenajes famosos Padres famosos Muertes y fallecimientos de famosos Cantantes famosos

26 de julio de 2017, 14:18

Pasa por uno de sus mejores momentos. No para de encadenar éxitos, llena cada escenario al que se sube y su popularidad va en aumento gracias a su papel de coach en La Voz, pero, con todo, Antonio Orozco tiene una espinita clavada. Sabe que, por mucho que triunfe, alguien muy especial en su vida nunca podrá verlo. Se trata de su padre, que falleció cuando el cantante tenía apenas 21 años...

Relacionado con esta noticia

Soy su viva imagen”, ha comentado en una entrevista en El País. “Murió cuando yo tenía 21 años y mis hermanos 16 años y 10 meses. Cayó de una obra, currando”. No pasa un día sin que Orozco se acuerde de él y lamenta que nunca pudo llegar a verle actuando ante tanta gente. “No me vio triunfar”, explica, con la amargura lógica de quién pierde a un ser querido a tan temprana edad.

Inmediatamente tuve que meterme a trabajar para ayudar a mi madre en casa”, ha confesado. Su padre siempre le animó a seguir con la música, pero también a que tuviese un futuro profesional más estable. “La primera guitarra me la compró mi padre. Le costó 93.000 pesetas y la fuimos a buscar a la trastienda de una peluquería. Pero me la hizo pagar con tres meses de trabajo a su vera en la obra”, ha explicado. “Todavía la tengo conmigo. Se llama Rosario, como mi abuela”.

Antonio no es el único miembro de la familia que lleva el gusanillo de la música. Su hermano Marcos es el batería de la banda que le acompaña, algo que haría sentir muy orgulloso a su padre. “Le echo de menos en cada momento”, afirma el cantante. “Tenía 43 años, uno menos de los que tengo yo ahora, 44. Pienso mucho en ello últimamente”. Menos mal que su hijo de 10 años le da también muchas alegrías. “Me sostiene de forma literal todos los días. Es el capitán de todos mis miedos”.

Pasa el tiempo, pero la figura de un padre no se olvida. Seguro que el suyo estaría muy orgulloso de verle triunfando sin parar. Ánimo, Antonio, ¡y mucha suerte!

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...