'Ladies of Spain', de Andrew Morton

Elena renunció a su gran amor

¿Y tú qué opinas?

Infanta Elena

7 de marzo de 2013, 18:31

Doña Elena le dijo una vez a los periodistas que preferiría ser una persona anónima.

 

A lo largo de toda su vida ha intentado integrarse en el resto de la sociedad española: viviendo en una casa corriente, dando clases en un colegio y manteniéndose apartada de los focos en la medida de lo posible. Sin embargo, doña Elena nunca consiguió librarse del todo de su imagen de miembro de la realeza, por muchas veces que hiciera la compra en Mercadona.

 

Su verdadero amor, el jinete Luis Astolfi, no había sido capaz de soportar la publicidad que acarreaba el apellido de doña Elena, mientras que el hombre que se convirtió en su exmarido, Jaime de Marichalar, la encerró durante años en un matrimonio desgraciado. Elena, a la que después de su divorcio ya no viste su exmarido metrosexual, ha recuperado su habitual forma de vestir al estilo español, fiel a su naturaleza borbónica, y ha seguido cumpliendo con sus apariciones públicas protocolarias en los eventos de la casa real y en galas benéficas. Ha seguido luciendo ocasionalmente algún modelo de Lacroix o de Dior, pero está muy lejos de ser el maniquí en que Jaime intentó convertirla. Vuelve a ser la mujer de antes: su vídeo bailando el ‘Waka waka’ tras el triunfo de la selección española de fútbol en la Copa del Mundo inundaron internet.

Temas Relacionados

Lo más visto

  1. Charlotte Cannigia, de GH VIP 4, en peligro de muerte
  2. El emotivo nuevo tatuaje de Rocío Flores, que no gustará a su madre
  3. "Imagino los gritos apagados de Rocío Carrasco, viendo a sus hijos participando en un eterno funeral, cargado de folklore y mercadeo"
  4. El triángulo de Terelu, Kike y Mónica Hoyos
  5. ¿Por qué los duques de Cambridge nunca se dan la mano en público?