Ella ha vestido un precioso traje de novia diseñado por Valentino

El 'sí quiero' de Magdalena y Chris

Cerrar galeríaDesplegar galería
1 / 9
Los novios, a la salida de la capilla del palacio real

1 / 9Los novios, a la salida de la capilla del palacio real

GTRES

Primer beso fuera del templo

2 / 9Primer beso fuera del templo

GTRES

Los recién casados

3 / 9Los recién casados

Y el entusiasta gesto del novio al besar a la novia.

GTRES

Magdalena de Suecia, resplandeciente

4 / 9Magdalena de Suecia, resplandeciente

GTRES

Los recién casados abandonan la capilla del palacio real sueco

5 / 9Los recién casados abandonan la capilla del palacio real sueco

Y se disponen a hacer un recorrido en la calesa real por Estocolmo.

GTRES

Magdalena y Chris, en la calesa real

6 / 9Magdalena y Chris, en la calesa real

Una vez casados, y tras dejar la capilla del palacio real, Magdalena y Chris han hecho un recorrido en calesa por Estocolmo de camino al barco donde les espera el resto de invitados a la cena y al baile.

GTRES

Los recién casados en la calesa con el palacio real de fondo

7 / 9Los recién casados en la calesa con el palacio real de fondo

GTRES

De la calesa al barco

8 / 9De la calesa al barco

Magdalena y Chris, tras el recorrido en calesa, acceden al barco donde les esperan sus invitados para dirigirse a la cena de gala en el Palacio de Drottningholm.

GTRES

Más Sobre...
Casas Reales Bodas Reales

8 de junio de 2013, 16:45

Un emocionado Chris O'Neill ha esperado a su futura mujer, la princesa Magdalena de Suecia, al pie del altar de la capilla del palacio real de Drottningholm, el hogar de la infancia de la princesa sueca. Magdalena ha llegado del brazo de su padre, el rey Carlos Gustavo, luciendo un precioso vestido de cuerpo ajustado con parte superior de organza con encaje de chantilly y una falda de vuelo rematada por una cola de cuatro metros, un hermoso vestido diseñado por el modisto Valentino, quien se encontraba entre los asistentes a la ceremonia religiosa.

Mientras el novio rompía en llanto, la novia Magdalena aguantaba la emoción, en una estampa idéntica a la que ya pudimos ver en la boda de su hermana mayor, la princesa Victoria, que tuvo que consolar a su marido Daniel.

Los votos nupciales han sido bilingües, mientras que el novio ha sellado su compromiso con un 'I will', en su inglés materno, la princesa ha respondido en su propia lengua, sueco: "Ja".

La nota pop de la ceremonia ha corrido a cargo de la cantante de Roxette, Marie Fredriksson, recuperada por completo del tumor cerebral del que fue intervenida hace algunos años, y que ha entonado una canción que ha dado aún más emoción al momento.

El protagonismo de los novios ha estado a punto de quedar eclipsado por la pequeña princesa Estelle, que ha ocupado un trono a su medida en primera fila sentada entre sus padres, la princesa Victoria y Daniel, y ha atraído toda la atención de las cámaras allí presentes.

 

 

Loading...