Rubén Cortada recarga pilas en Sant Carles de la Ràpita, en Tarragona

El refugio secreto del 'príncipe'

¿Y tú qué opinas?

Rubén Cortada vida en Tarragona
GTRES

29 de abril de 2015, 07:00

El actor cubano tiene un apartamento en Sant Carles de la Ràpita, en Tarragona, un tranquilo pueblo al abrigo del delta del Ebro.

 

Un joven alto, muy alto, de 1,90 de estatura, hace su entrada en una de las pizzerías del pueblo. Imposible no girarse ante esa tez morena, esa cuidada barba y esos impresionantes ojos azules. “Te mira a los ojos y te entran ganas de decirle: pídeme lo que quieras, que yo te lo pongo. Es muy guapo”, dice María José, la dueña del establecimiento. El joven encarga varias pizzas, entre ellas, su favorita, la pizza tropical.

 

Lleva años repitiendo ese ritual, pero ha sido en los últimos doce meses cuando sus vecinos –y María José– han descubierto la verdadera identidad del joven de penetrantes ojos claros. Es el hombre por el que suspira medio país: Rubén Cortada, al que todos apodan aquí ‘el príncipe’.

 

Si quieres saber más sobre la tranquila vida de Rubén Cortada, te lo contamos todo en la revista Lecturas de esta semana.

 

 

Más Sobre...