Una amistad muy fuerte

El pequeño Mario felicita a Mariló por su cumpleaños

Un niño de cinco años con autismo con el que la presentadora se ha volcado

Mariló y Mario, una amistad muda pero fuerte

Estela Cebrián

4 de agosto de 2015, 14:40

Mario tiene cinco años y nació en Pamplona. Su madre, Amaya, se dio cuenta de que el pequeño tenía autismo a los dos años. El pequeño no se comunica con los demás y es muy selectivo con la gente a la que permite entrar a su alrededor, en su mundo.

Amaya no se vino abajo cuando conoció la noticia de su síndrome. Al contrario, sacó fuerzas de donde pudo y decidió compartir su día a día para que el mundo conociera cómo es vivir con un niño con autismo. Para ello creó un blog en el que dejar volar sus impresiones. Hoy Amaya es presidenta de la Asociación Navarra de Autismo y ese blog se conviertió en un libro, 'La alegría muda de Mario'. En abril Amaya y Mario viajaron a Bruselas para presentar el caso del pequeño ante el Parlamento Europeo con motivo del Día Internacional del Autismo. En aquel viaje, y en adelante, madre e hijo tendrían una aliada en su causa: la presentadora Mariló Montero.

Mariló se encargó de presentar el caso de Mario ante el Parlamento. Les habló del libro de Amaya y de cómo ésta había creado un sistema para comunicarse con su hijo a través de pictogramas. Les contó también las adversidades a las que se enfrenta una familia cuando les viene una noticia así. Mariló actuó como portavoz de la familia en un momento tan especial. Era la primera en hablar del autismo en el Parlamento Europeo.

Mariló y Mario, una amistad muda pero fuerte

Mariló y Mario, una amistad muda pero fuerte

La presentadora supo de este pequeño y su familia por su hermano. Leyó el libro y desde que lo empezó supo que quería implicarse al máximo. Le dedicó uno de sus populares cierres en 'Las mañana de la 1' y en seguida se puso en contacto con ellos.

Pero el papel de la presentadora no se limita al papel institucional, si no que es mucho más estrecho y personal. Mario deja entrar a Mariló en su mundo y comparte momentos con ella, algo que no deja de sorprender a sus padres gratamente. Tal es el vínculo del pequeño con Montero que ha querido felicitarla por su 50 cumpleaños. Mario le canta desde la playa, algo inédito para un pequeño que vive permanentemente rodeado por las barreras que el síndrome construye a su alrededor. Muestra de los grandes avances que está haciendo gracias a la tenacidad de sus padres.

Seguro que Mariló se ha emocionado con las palabras del pequeño y que, ahora que pasa por un momento difícil de salud - que la ha apartado temporalmente de la televisión - las atesorará como el más grande de los regalos.

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...