El marido de Zoe Saldana toma su apellido

Ha pasado a llamarse Marco Saldana y no le importa el qué dirán

¿Y tú qué opinas?

zoe saldana y su marido

9 de junio de 2015, 15:34

¿Qué es eso de que la mujer tenga que ponerse el apellido del hombre y pierda así el suyo de soltera? Zoe Saldana no está dispuesta a permitirlo y tanto su marido como ella han querido romper una lanza a favor de la igualdad. Si la esposa se pone el apellido del marido, ¿por qué no hacerlo al revés? Por eso, a partir de ahora Marco Perego, pasará a ser Marco Saldana.

El matrimonio, que llevan casados desde 2013 y son padres de dos mellizos, mantienen una estupenda relación. Se consideran los mejores amigos y en el número de julio de la edición estadounidense de InStyle la actriz ha revelado que son incapaces de estar separados. Además, ha aprovechado para contar a todo el mundo lo del cambio de apellido de Marco, que Zoe no quería que lo hiciera. “Trate de disuadirlo”, confiesa. A la intérprete le daba miedo que con este gesto Marco quedara ‘castrado’ frente a todo el mundo, dada la mentalidad machista imperante en nuestra sociedad, pero Marco demostró que es todo un hombre y cando ella le alertó, sólo le dijo “Zoe, no me importa un carajo”. Y es que al final, lo único que importa es sentirse feliz consigo mismo ponerse un chubasquero emocional y que nos resbale lo que opinen el resto de nosotros. Cuando uno deja de vivir pendiente de lo que dice el resto, empieza a vivir.

Zoe tiene pendiente de estreno el biopic de Nina Simone, ‘Nina’, donde interpreta a la cantante y las secuelas de ‘Avatar’, en las que repetirá el personaje de Neytiri.

Noticias relacionadas
Temas Relacionados

Lo más visto

  1. Christian Gálvez, conmocionado por la muerte de un compañero de ‘Pasapalabra’
  2. El emotivo nuevo tatuaje de Rocío Flores, que no gustará a su madre
  3. ¡Se lía! Las Mellis descubren quién era ‘el topo’ de Cantora
  4. El hijo de Rocío Carrasco rompe a llorar en un homenaje a su abuela
  5. Esta semana, en Lecturas: El desplante de Rocío Carrasco a su familia