¿Su cambio es sólo fruto del maquillaje?

El maquillador de Uma Thurman asegura que esta NO se ha operado

¿Y tú qué opinas?

Uma Thurman
Gtres

12 de febrero de 2015, 17:54

Por CONCHI ÁLVAREZ DE CIENFUEGOS

“Hemos experimentado con el maquillaje”. El que lo dice es el maquillador habitual de Uma Thurman, Troy Surratt, que ha tenido que salir en defensa de su amiga después de que todo el mundo dijera que esta se había sometido a una cirugía estética.

“En esta ocasión hicimos un look con una ceja mucho más definida y con unos labios fuertes, inspirándonos en el estilo francés”. ¿Tan sólo hicieron eso Troy y su equipo, o hay bisturí por detrás? Uma ha sido noticia estos días por su última aparición pública en la presentación de la miniserie ‘The Slap’. Su rostro parecía muy diferente al que estamos acostumbrados y, pese a que muchos creyeron haber encontrado en ella a una Renée Zellweger más, su maquillador explicado que Uma sigue siendo 100% natural.

Según este artista de los pinceles, la actriz de 44 años habría visto su aspecto rejuvenecido por la manera en la que “sombreó su ceja con el lápiz, dando lugar a un efecto lifting”.

“Tras las cejas, terminé con una pequeña cantidad de sombra beige con destellos en el párpado y no apliqué nada de máscara”, explica. Y esto, que es totalmente cierto, podría haber sido lo que hiciera que todo el mundo la viera tan cambiada y se animara a hacer juicios de valor sin que la protagonista en cuestión hubiera abierto la boca para decir ‘sí’ o ‘no’. Y es que solemos estar acostumbrados a ver a Uma con maquillajes en los ojos mucho más cargados que los definen y perfilan por el exterior, mientras que en esta ocasión se han mostrado prácticamente desnudos. Al contrario que en el resto, lo que se ha querido remarcar han sido las cejas y los labios. “Esta fue mi manera de quejarme por todas las pestañas postizas que he estado viendo en las alfombras rojas”, dice combativo Surratt

El resto del rostro Troy lo trabajó de la siguiente manera: “apliqué una base en crema para conseguir ese efecto jugoso, y después contorneé con un color más oscuro la zona del crecimiento del pelo y los pómulos. Para los labios empleé dos colores Mégalomane y Peccadille (así consiguió ese rojo tan llamativo)”.

Nunca un cambio de maquillaje había generado tanta controversia, ¿o creéis que debajo del ‘make-up’ hay gato encerrado?

Más Sobre...