salpicada por 'la púnica'

El escándalo de la corrupción sacude la vida de Adriana Ugarte

Su familia, más concretamente su abuelo materno, relacionado con la Operación Púnica a Francisco Granados

Adriana Ugarte
Pedro Pernía

Más Sobre...

Actrices famosas

8 de junio de 2016, 14:19

Una polémica que nada tiene que ver con el cine o con su relación con la otra actriz de ‘Julieta’, Emma Suárez, ha sacudido a Adriana Ugarte. El Segundo apellido de la intérprete, Pardal, ha salido en la investigación que la Guardia Civil está llevando a cabo sobre Francisco Granados, a través de la llamada Operación Púnica.

Relacionado con esta noticia

Pardal como Antonio Pardal Reyes, su abuelo materno, y empresario de esos que se autodefinirían como ‘hechos a sí mismos’. Un hombre nacido en Sevilla, que se trasladó de niño a Madrid y queempezó muy pronto a trabajar. Fue frutero, vendedor de sanitarios y llegó a constructor. Se volvió un hombre de negocios cuyo holding empresarial daba trabajo a cientos de personas y facturaba 700 millones de euros. Hoy, este señor, es investigado por su vinculación a la trama de corrupción.

Según la declaración prestada por uno de sus trabajadores de confianza, que permaneció a su lado 25 años, Francisco Javier Frías, Pardal suministró una serie de regalos de alto valor económico a Granados, mientras este fue Alcalde de Valdemoro, con el fin de obtener favores por parte del ayuntamiento. Estos obsequios van desde noches de hotel en el hospedaje más típico de Sevilla, a joyas, trajes de firma o la compañía de señoritas de ‘alterne’. Según la versión del propio Frías a la Guardia Civil, "dos señoritas llegadas de Barcelona, que eran las putitas de confianza de Pardal". Él era la mano derecha de Pardal y su vínculo con Granados. Solía entregar todos estos regalos, así como estar al servicio como chófer del político, dispuesto por Pardal, en la Feria Abril. Hombre para todo. Hasta para delatarlo.

Entre los favores que el abuelo de Adriana Ugarte recibió de parte del Granados, según puntualiza Vanitatis, está el puesto de trabajo que encontró para Clemencia, tía de Adriana, en el mismo Ayuntamiento de Valdemoro.

Los padres de Adriana se dedican a las leyes. Luis Manuel Ugarte es juez en Audiencia Nacional, mientras que Yolanda Pardal es letrada y su nombre figura en la administración de algunas de las empresas de su padre, uno de los mayores salpicados de esta operación.

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Relacionado con esta noticia

Noticias relacionadas

Más Sobre...

Loading...