En uno de sus últimos actos como monarca reinante

El emotivo abrazo del rey a Adolfo Suárez Illana

¿Y tú qué opinas?

Rey y Adolfo Suárez Illana
Gtres

13 de junio de 2014, 09:56

Ayer fue un día plagado de emociones para don Juan Carlos. Entre sus últimas obligaciones como monarca reinante se encontraba recoger, de manos de Adolfo Suárez Illana, el Toisón de Oro que el Rey le había entregado a su padre.

En una sala de audiencias donde lo esperaba la prensa y el hijo del primer presidente de la democracia, el Rey se ha fundido en un sincero y emotivo abrazo con Adolfo, quien ha pasado unos meses muy duros, ya que al fallecimiento de su padre hay que sumarle que él haya tenido que ser operado de cáncer de cuello en dos ocasiones.

El Toisón ha tenido que ser devuelto a Casa Real, puesto que no es un título hereditario, como sí que lo es el ducado, por ejemplo. Se trata, además, de la mayor distinción que concede el Rey, y Adolfo Suárez era poseedor de uno gracias a la labor que realizó en España durante una época convulsa, guiando al país hasta la democracia.

Este ha sido un de los últimos actos en la agenda del rey, quien tras este, se ha reunido en una audiencia con el secretario general de la OTAN y con el Presidente de Fomento del Trabajo Nacional, donde al despedirse, ha dicho a la prensa con su habitual socarronería: “Ya os podéis ir todos, esta ha sido la última”. Unas palabras que venían a indicar que a partir de ahora al que veremos realizando esta clase de actos será al nuevo rey, Felipe VI, que será proclamado ante las cortes le próximo jueves 19.