Por Mariángel Alcázar

El día que el rey renunció al trono

¿Y tú qué opinas?

rey Juan Carlos
Gtres

2 de junio de 2014, 20:13

Amaneció como un día más y, sin embargo, el 2 de junio de 2014 pasará a la historia como el día en el que el rey Juan Carlos I renunció al trono.

Como cada día, el Rey se levantó pronto y esperó en la Zarzuela a que el Príncipe regresara de su viaje a El Salvador. Quería que estuviera junto a él cuando llamó por teléfono para comunicar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que podía hacer pública la decisión del monarca. Fueron unos momentos llenos de emoción en los que, padre e hijo se reservaron unos minutos para ellos dos antes de que el mundo supiera que la vida de ambos iba a dar un vuelco. La Reina y la Princesa se sumaron más tarde a la reunión que tuvo lugar en el despacho del Rey en la Zarzuela, donde don Juan Carlos había grabado el mensaje en el que hacía pública su abdicación. Las dos parejas verán cambiar su vida en las próximas semanas. Don Juan Carlos dejará de ser Rey y doña Sofía ya no será Reina, al menos en lo que respecta a sus funciones institucionales. Don Felipe será proclamado Felipe VI y doña Letizia, la antigua periodista de TVE, se convertirá en la primera reina plebeya de la historia de España. Los actuales Reyes empezarán a vivir una vida en segundo plano, tras décadas de protagonismo oficial. Los futuros reyes, de 46 y 42 años, se disponen a empezar un camino que se abre ante ellos no exento de problemas que se verán obligados a afrontar. Su posición hasta ahora les permitía ciertas libertades pero ahora su papel principal les marcará la vida. La princesa a la que se le han permitido sus aires de rebeldía deberá ahora poner por delante su importante papel, no solo como consorte del Rey sino como madre de la futura reina. La infanta Leonor será ahora princesa de Asturias, aunque por ser menor de edad no podrá ejercer hasta que firme la constitución cuando cumpla 18 años y aún falta casi una década. Está claro, sin embargo que su vida hasta ahora casi anónima no podrá seguir igual: ella es ahora el recambio, el único eslabón de la Corona si a su padre le ocurriera algo.

Juan Carlos
Gtres

Felipe y Letizia seguirán los pasos de Guillermo y Máxima de Holanda y de Felipe y Matilde de Bélgica. Los anteriores reyes de Holanda y Bélgica, como don Juan Carlos, hicieron especial hincapié en que, entra las razones por las que se habían decidido a ceder el trono, estaba la de dar paso a una nueva generación que asuma con energía los cambios de una sociedad en constante transformación.

El porqué se eligió un lunes cualquiera de junio puede tener muchos motivos pero una sola razón: ¿por qué no? Don Juan Carlos había tomado la decisión de renunciar en vida hace ya algunos meses, es decir no iba a esperar a que la naturaleza dictara el momento de la sucesión sino elegir él mismo cuándo y cómo. En los últimos dos años había pensado mucho en ello, sobre todo después de que, tras su desgraciado accidente en Botswana, y, por primera vez en su largo reinado, la gente cuestionara su papel. Un fallo en su vida privada repercutió en su vida pública y desde entonces, don Juan Carlos estaba tocado. Sus sucesivas operaciones y recuperaciones le han mantenido durante dos años apartado de primer plano y, aunque don Juan Carlos ha seguido realizando sus funciones constitucionales, lo cierto es que sus apariciones públicas disminuyeron notablemente, afectando negativamente a su popularidad.

Rey Juan Carlos
Gtres

Esa situación de bajo perfil constitucional ha coincidido, además, con todo el proceso del caso Nóos, una interminable investigación judicial que ha afectado directamente a Iñaki Urdangarin y a la infanta Cristina y ha cuestionado la honorabilidad de la Corona. El Rey, aunque desde el primer momento, quiso poner una barrera entre las actividades de su yerno y la Corona, ha sufrido por una situación que no solo ha deteriorado a la institución sino a la relación familiar. La dicotomía entre ser padre y ser Rey siempre se ha resuelto a favor de la institución pero, no por eso ha sido menos doloroso lidiar durante meses con las informaciones, no siempre ciertas, con las que, con la excusa de explicar los presuntos trapicheos de Urdangarin se lanzaban dardos contra la Corona.

Rey Juan Carlos
Gtres

Don Juan Carlos que, en algunas ocasiones, habló con su hija Cristina sobre la posibilidad de que se divorciara de Iñaki Urdangarin o renunciara a su título de infanta, ha acabado por ser él quien resuelva la salida de la pareja de la familia real. En el futuro, cuando Felipe y Letizia sean reyes, tanto la infanta Elena como la infanta Cristina como sus hijos y consortes, dejarán de ser miembros de la familia real para ser únicamente familiares del rey.

En un mes, Felipe de Borbón será proclamado Felipe VI y dejará de ser el hijo para ser el padre. Le esperan unos tiempos difíciles en los que estará acompañado por doña Letizia y sus hijas. Atrás quedan las dudas sobre la pareja pero quizá no todos los cambios. El relevo generacional se ha hecho realidad y los Reyes del siglo XXI marcarán su propio camino y escribirán su propia historia.

Noticias relacionadas
Temas Relacionados