Su hijo Tamim será el próximo emir de Qatar

El adiós de la jequesa más elegante

¿Y tú qué opinas?

3 de julio de 2013, 12:56

Símbolo del glamour real, Mozah, segunda esposa del emir de Qatar –considerada una de las mujeres más elegantes del planeta y la más influyente del mundo árabe (más, incluso, que Rania de Jordania)– se retira siguiendo los pasos de su marido, que ha abdicado.

Porque Cheikh Hamad bin Khalifa Al Thani (61), el emir de Qatar, ha abdicado en su hijo Tamim por motivos de salud. La jequesa Mozah (54) dejará de representar a su país al más alto nivel, aunque continuará trabajando en la Qatar Foundation, en los consejos qataríes de la familia y la educación y en la Alianza de las Civilizaciones de la ONU.

Comprometida y elegante

Cuando Tamim (33) –que tiene dos mujeres y seis hijos y es el segundo hijo que la jequesa tuvo con el emir– acceda al poder, la deslumbrante ‘reina madre’ aparecerá menos en público, aunque no perderá su influencia, porque está muy unida a su hijo, que ha sido educado en los mejores colegios de Gran Bretaña y es un apasionado de los deportes. Mozah pasará más tiempo en su mansión de Surrey (Inglaterra), cerca de amigos como la familia real británica. Socióloga y con varios doctorados honoris causa, deja como legado la reforma de su país; además de un refinado estilo que se identificará para siempre con sus elegantes turbantes, sus exquisitas joyas y su chic inconfundible entre sedas y brillos de Chanel, Dior o Valentino.