'OT' fue su tabla de salvación

El duro pasado de Manuel Carrasco: "Llevaba muy mala vida"

El cantante se ha sincerado en su visita a 'Mi casa es la tuya', confesando un amargo pasado que pocos podían haber imaginado...

Bertín Osborne Manuel Carrasco
1 / 7

1 / 7

Manuel Carrasco Bertín Osborne. Mi casa es la tuya

2 / 7

Manuel Carrasco. Mala vida

3 / 7

Manuel Carrasco. Un nuevo Manuel

4 / 7

Manuel Carrasco Bertín Osborne. Un camino complicado

5 / 7

Manuel Carrasco. La cara amarga de la fama

6 / 7

Manuel Carrasco . Finalista de 'OT'

Más Sobre...

Televisión La Voz Telecinco Cantantes famosos Mi casa es la tuya OT El Reencuentro

6 de septiembre de 2017, 10:08

Pocas visitas tan esperadas como la de Manuel Carrasco. El cantante pasa por uno de sus mejores momentos, personales y profesionales, y necesitaba ya de una entrevista sosegada, sincera y sin tapujos. Y claro, nadie mejor que Bertín para conseguirlo. Parece que sepamos mucho de todos nuestros ídolos pero, luego, nos encontramos con resquicios de su pasado que desconocíamos. Episodios tan duros como los que Carrasco se animó ayer a contar en Mi casa es la tuya.

Relacionado con esta noticia

Llegaba Manuel Carrasco a casa de Bertín con una sonrisa de oreja a oreja. Tiene muchos motivos para ser feliz. Desde su carrera fulgurante, sus éxitos y sus millones de fans hasta su pequeña recién nacida. Vamos, no puede estar más de enhorabuena. Tal es la tranquilidad que respira que incluso se atrevió a remover aspectos de su historia no demasiado agradables. Cambiar una infancia muy modesta, con una madre sacando adelante a una familia numerosa, por la fama brutal de Operación triunfo no debe ser nada sencillo...

Yo sabía que no estaba preparado”, le contó Carrasco a Bertín cuando abordaron el tema OT. “Durante esos meses que iba pasando de una prueba a otra, me iba preparando. Con 20 años tenía la voz muy ronca. Fumaba, bebía y lo típico”. El cantante no dudó en abrirse en canal: “Yo llevaba muy mala vida, para qué nos vamos a engañar”. Por suerte, su pasión por la música hizo que cambiase de actitud. “Todo lo valiente que he sido en mi vida ha sido por la música”.

Ese verano, antes de hacer el último casting, decidí dejar de beber para que la voz se me recuperara. Mis colegas no se lo creían. Subí dos tonos. La voz me cambió y llegué como un portento a esa prueba”, le confesó al presentador. Se había acabado la mala vida, aunque todavía le quedaba mucho por delante. “Yo no había salido mucho de casa antes de presentarme a Operación Triunfo. No sabía ni cómo se cogía un taxi”.

Tampoco ha querido Carrasco saltarse la parte más dura de la fama. La cara oculta de esa explosión de popularidad que supuso el concurso para los participantes de las primeras ediciones. “Podría parecer que como estaba saliendo en los medios de comunicación estaba bien y que todo era idílico”, explicaba el cantante. “Pero yo estaba con un colchón en el suelo en un piso compartido y con un montón de ropa que me habían dado y lloraba y sufría”.

Por suerte, Manuel consiguió coger las riendas de su carrera al salir de la Academia y centrarse en el tipo de música que quería hacer. Apostó por la composición y se preparó a conciencia. Un esfuerzo que le ha valido para situarse entre los artistas, no solo más respetados, sino también más admirados. Seguro que su familia está más que orgullosa. ¡Y nosotros también! Qué grande es Manuel Carrasco...

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...