Enemigas en la pantalla, hoy la enfrentamos a un combate de estilo

Duelo en la alfombra roja: Blanca Suárez contra Úrsula Corberó

¿Y tú qué opinas?

6 de marzo de 2015, 13:20

Por CONCHI ÁLVAREZ DE CIENFUEGOS

 

Blanca Suárez y Úrsula Corberó, rivales en la ficción y rivales estilísticas en la premiere de ‘Perdiendo el Norte’, el film que protagonizan junto a Yon González, uno de los chicos de moda.

 

Aunque las dos se abrazaron durante la presentación del film y se mostraron muy amigas derrochando gran química entre ellas, hoy contraponemos el estilo que lucieron ambas actrices. Uno, muy elegante y sofisticado, y el otro, más juvenil y fresco. El debate está servido.

 

En una esquina, y con modelo blanco ¡Blanca Suárez!: El vestido tipo levita de Zuhair Murad es una verdadera joya. Lo miremos por donde lo miremos es un modelazo espectacular que a ella le sienta de maravilla. La actriz y su equipo son expertos en conseguir looks coherentes, arriesgados y que consiguen sorprender. Cada presencia de Blanca en un evento aporta algo diferente y sus estilismos siempre despiertan gran expectación gracias al buen olfato para la moda de la actriz. Sabe lo que le favorece (el color blanco es una de esas cosas) y jamás aburre. Se toma la moda como un juego y eso nos encanta de ella. Los complementos en dorado ponen la guinda a este look en el que peinado y maquillaje también resultan acertadísimos. ¿Qué le falla? Su actitud. A Blanca le falta la picardía que le sobra a su compañera. Ella resulta perfecta, pero puede pecar de aburrida.

 

En la otra esquina y con modelo negro ¡Úrsula Corberó!: El terremoto Corberó llegó con un vestido ultra sexy en color negro. Minimalista y desenfadado, el punto fuerte del modelo era su espalda, que se abría dejando al aire una de las partes más bonitas del cuerpo de la actriz. ¿Qué le falla? El color y el corte resultan demasiado aburridos para una alfombra roja de estas características. Si hubiera apostado por otro color más vivo y llamativo, habría encajado perfectamente con su actitud divertida y algo descarada. Con un look más luminoso habría destacado mucho más.