Tom Brady, el héroe de la Super Bowl

La dramática historia del marido de Gisele Bündchen

Su equipo, los Patriots, ganó la famosa final de la liga de fútbol americano y le dedicó la victoria a su madre, afectada por una extraña enfermedad

Gisele Bündchen
Tom Brady, marido de Gisele Bündchen

Más Sobre...

Deportes de famosos Deportistas famosos

7 de febrero de 2017, 14:02

Este domingo se celebraba la Super Bowl, el tradicional y gigantesco evento deportivo que paraliza a Estados Unidos. En 'Yankilandia' no se bromea con la final de fútbol americano, su deporte rey. La brillante y espectacular actuación de Lady Gaga, la trascendencia del partido e incluso el anuncio del medio tiempo (una institución en sí misma), habían hecho que pasara desapercibido el acto heroico y de amor de uno de sus protagonistas. Tom Brady llevaba días concentrado, quería ganar el trofeo que le proclamaba vencedor de la NFL. No había opción para la derrota.

Acababan la tercera parte del juego perdiendo. Necesita encabezar esa proeza y llevar a su equipo hacia la victoria. Y lo necesitaba para poder homenajear a su madre de la mejor forma que sabe: ser el mejor quarterback del partido y llevar a lo más alto a su equipo, los New England Patriots. Parecía imposible la remontada. Pero a Tom Brady, marido de Gisele Bündchen, le hicieron falta solo 6 minutos para obrar el milagro. El estadio tejano donde se jugaba el partido se venía abajo y Tom respiraba tranquilo y emocionado.

Relacionado con esta noticia

Si ahora, para gran parte de los americanos, él es un auténtico héroe nacional, la inspiración de Tom Brady es su madre. Galynn Brady, la mayor fan del jugador con permiso de la modelo brasileña, lleva luchando desde hace un año y medio contra una grave enfermedad por la que ha tenido que someterse a radio y quimioterapia. Galynn nunca se había perdido un partido de su hijo, pero este año la enfermedad la dejaba muy débil y no ha podido asistir a ninguno. Si su hijo había estado peleando para llegar a la final de la NFL, ella también se había propuesto estar fuerte para no perderse la final.

Con la cabeza tapada por un pañuelo y recibiendo todos los mimos de su marido y de su nuera, y de su hijo antes del trascendental encuentro, Galynn siguió con atención el vibrante partido desde las gradas. Tras el pitido final, sacando fuerzas de la inmensa alegría por la victoria de su hijo, Galynn bajó al césped para fundirse en un fuerte abrazo con su hijo. El auténtico milagro de la Super Bowl.

Sandwich kiss for Mom at Picture Day!!! Go Pats!!!!

Una foto publicada por Tom Brady (@tombrady) el

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...