El pésame de la reina fue uno de los más emotivos

Doña Sofía se despide de Kardam de Bulgaria

¿Y tú qué opinas?

La reina Sofía abraza a Simeón II, mientras a Miriam de Ungría se le saltan las lágrimas
Gtres

8 de abril de 2015, 10:29

El martes 7 de abril, tras casi siete difíciles años de secuelas debidas a un accidente de coche, Kardam de Bulgaria fallecía en Madrid a los 52 años. Una infección pulmonar acababa con la vida del heredero en el exilio al trono de Bulgaria.

 

El príncipe búlgaro falleció en el hospital Sanchinarro de la capital y sus restos fueron trasladados al tanatorio de San Isidro, hasta donde acudieron diversos amigos y familiares a decirle el último adiós a Kardam. Así, vimos llegar a la infanta Elena, María Zurita, Simoneta Gómez Acebo o la reina doña Sofía, que protagonizó uno de los encuentros más emocionantes de la tarde-noche de ayer. La monarca emérita, nada más llegar, se fundió en un cálido abrazo con Simeón II, que la estaba esperando en la puerta. La relación que une a ambas casas reales es muy estrecha y doña Sofía guarda muy buena amistad con esta familia. Mientras saludaba a Simeón, la viuda, Miriam de Ungría, no podía contener las lágrimas y se emocionaba al recordar a su fallecido esposo. La reina también tuvo palabras de ánimo y fuerza para Boris y Beltrán, los dos hijos del matrimonio.

 

Será al mediodía, a eso de las 12:30, cuando se celebrará el funeral por la memoria de Kardam de Bulgaria y después será enterrado en el cementerio de San Isidro, donde ha tenido lugar el velatorio.

 

Tras el fallecimiento del mayor de los hijos de Simeón de Bulgaria, quien ocupará su lugar en la línea sucesoria será su primogénito, Boris, que ya ejerce como nuevo heredero al trono, puesto que fue él quien acompañó a doña Sofía  a la salida tras su última despedida a Kardam.

 

Por CONCHI ÁLVAREZ DE CIENFUEGOS